Lunes, 8 de agosto de 2022

Australia. La revolución tranquila de la vacunación en farmacia

Los farmacéuticos de Queensland administran vacunas contra la gripe dentro de un proyecto piloto que también se ha extendido a la tosferina y el sarampión

Camberra, enero. Miles de australianos han sido inmunizados contra la gripe gracias a los farmacéuticos que, desde hace dos años, ofrecen este servicio a nivel nacional a través de las farmacias comunitarias.

A pesar de que algunos grupos médicos y comerciales cuestionaron la decisión de que los farmacéuticos administrasen las vacunas y de que se incrementase la accesibilidad del consumidor a este servicio preventivo, no se han registrado reacciones adversas importantes.

El fuerte impulso de los programas de vacunación de la farmacia llega en el momento en que la Autoridad de Salud Nacional reveló, en su informe Healthy Communities: potentially preventable hospitalisations in 2013-2014, publicado a mediados de diciembre, que más de 30.000 personas habían sido hospitalizados en 2013-2014 por síntomas que se podrían haber prevenido si estuviesen vacunados. El informe encontró que la mayoría de ingresos fueron por enfermedades que incluían la tosferina, la varicela y diarreas infantiles. También halló que 12.000 bebés de dos meses fueron hospitalizados por neumonía y gripes prevenibles por vacuna y más de 18.000 habrían evitado el hospital si hubiesen sido vacunados.

La estrategia para situar a la farmacia australiana en la línea de otras actuaciones internacionales en vacunación, como Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, gana terreno desde que el Gobierno de Queensland introdujo el proyecto piloto de Inmunización de Farmacéuticos de Queensland en la campaña contra la gripe de 2014.

Esta iniciativa contó con un fuerte apoyo cuando el Consejo de Farmacia de Australia comunicó en diciembre de 2013 que había tomado nota del trabajo llevado a cabo en su nombre por el Comité Directivo de Práctica Avanzada y recomendaba que en su opinión "la vacunación se encuentra dentro del ámbito actual de actuación de un farmacéutico".

Esta afirmación reflejó la práctica internacional y reconocía las abrumadoras pruebas clínicas y científicas de que las vacunaciones de la farmacia son seguras y efectivas. Los datos recogidos del primer ensayo mostraban que el 15 por ciento de quienes se vacunaron en la farmacia nunca se habían vacunados antes contra la gripe. Tampoco se encontraron reacciones adversas graves en las 10.889 vacunaciones llevadas a cabo y el 95 por ciento de los pacientes afirmó que volverían a hacerlo en el futuro.

En un ensayo posterior en Queensland, se ha incluido la vacunación contra la tosferina y el sarampión y se ha ampliado de 80 a 200 farmacias hasta finales de marzo de 2016.

El éxito de la primera fase del proyecto piloto ha llevado a otros estados y territorios australianos a legislar, o comenzar este proceso, para permitir a los farmacéuticos suministrar vacunas.  

Fuente: The Guild of Pharmacy

Índice

Portada Nº 120
Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Medida preventiva eficazDescripci�n de imagen

El fuerte impulso de los programas de vacunación de la farmacia llega en el momento en que la Autoridad de Salud Nacional reveló, en su informe Healthy Communities: potentially preventable hospitalisations in 2013-2014, publicado a mediados de diciembre, que más de 30.000 personas habían sido hospitalizados en 2013-2014 por síntomas que se podrían haber prevenido si estuviesen vacunados.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.