Lunes, 8 de agosto de 2022

Francia. Venta en Internet: ¿hasta dónde se puede llegar?

La asociación que representa a las farmacias de venta online reclama más flexibilidad y la posibilidad de dispensar también medicamentos con receta

París, 28 de enero. Cyril Tétart es titular en Villeneuve-d'Ascq, en el Norte de Francia. Es un pionero de la venta en línea de medicamentos a través de su página web (lasante.net), lanzada en diciembre de 2012.

El presidente de la Asociación francesa de farmacias en línea (AFPEL), que agrupa a 320 farmacias con autorización de venta de medicamentos en Internet desde el pasado 25 de enero, ha presentado distintas propuestas a favor de esta actividad. Esperando la publicación de una nueva orden de buenas prácticas, desea que el Estado haga "una distinción entre la farmacia física y la farmacia en línea", en términos de reglamentación. "Tenemos hoy la obligación de contratar un farmacéutico todos los que alcanzamos los 1,3 millones de euros de ventas. O vendemos de media el 60 por ciento de parafarmacia y el 40 por ciento medicamentos en Internet o esta regla es absurda para la actividad en línea", sostiene.

Del mismo, cuando el negocio en línea crece, la parte logística gana en importancia, mientras que el tamaño de las farmacias se limita en realidad. "Un poco de flexibilidad sobre la ubicación del almacén y la posibilidad de meter los envases en el almacén y no en la oficina facilitaría nuestra trabajo", añade. 

La AFPEL desea no solo facilitar la práctica, sino beneficiarse también de las mismas reglas que tienen otros países europeos en términos de comunicación. Según la legislación en vigor, el farmacéutico francés, bien tenga un sitio en Internet de venta de medicamentos o no, no está autorizado a comunicar fuera de su lugar de venta. Mientras Internet no conoce fronteras, las páginas web de los farmacéuticos franceses están sistemáticamente en desventaja si se comparan con sus homólogos europeos. El último ejemplo fragrante es el de una filial de un grupo holandés que distribuyó publicidad por correspondencia en Zalando.fr o La Redoute. La AFPEL es parte de lso demandantes, pero parece que la normativa actual no obliga a un sitio extranjero a someterse a las mismas obligaciones que a una web francesa.

El derecho a la comunicación de los farmacéuticos franceses es en la actualidad objeto de debate a través de la comunicación lanzada recientemente por la Orden de farmacéuticos y largamente reclamada por las agrupaciones de farmacéuticos de farmacia. Este derecho a la comunicación permitiría también a las farmacias explicar a los usuarios que pueden comprar medicamentos en línea con total seguridad mientras utilicen una web autorizada. La AFPEL desearía que el Gobierno hiciera este trabajo de sensibilización.

Cyril Tétart quiere ir más lejos y desea que las farmacias en línea estén autorizadas a dispensar medicamentos de prescripción obligatoria como en Suiza o en Gran Bretaña. "Como para una farmacia física, es suficiente una reglamentación específica para asegurar esta actividad. No hay problema en los países que lo autorizan".

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 120
Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Mercado de recetaDescripci�n de imagen

Cyril Tétart quiere ir más lejos y desea que las farmacias en línea estén autorizadas a dispensar medicamentos de prescripción obligatoria como en Suiza o en Gran Bretaña. "Como para una farmacia física, es suficiente una reglamentación específica para asegurar esta actividad. No hay problema en los países que lo autorizan".

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.