Jueves, 18 de agosto de 2022

Alemania Los farmacéuticos atienden sin problemas a los refugiados sirios

La principal dificultad para los profesionales es lingüística, según una encuesta de ABDA

Berlín, 26 de noviembre. Cerca de un millón de refugiados y de migrantes han entrado en Alemania desde comienzos de año y su atención farmacéutica funciona bien, según los profesionales alemanes agrupados en la asociación federal (ABDA), que acaba de publicar una gran encuesta sobre este asunto.

Tanto los colegios como los sindicatos regionales encuestados por ABDA, disponen de personal para ayudar sobre el terreno a los farmacéuticos para atender mejor a los refugiados, según el plan del Gobierno. Globalmente, los farmacéuticos señalan no tener demasiados problemas para aprovisionar a los refugiados: los que disponen de documentos oficiales provisionales, los que tienen tarjeta de seguro social que les da derecho a obtener, como a todos los pacientes, los medicamentos prescritos por los médicos. Los inmigrantes todavía no registrados, que no tiene pues ningún derecho social, dependen de las asociaciones humanitarias que gestionan el conjunto de sus prestaciones de salud. En ciertos Estados, los farmacéuticos han organizado colectas de medicamentos para las asociaciones humanitarias, aunque se trata de iniciativas locales. En general, los medicamentos son distribuidos directamente a los médicos y a los farmacéuticos de las asociaciones, ya sea como donaciones de la industria y de las distribuidoras.

Los servicios sociales se muestran más o menos estrictos en cuanto a la puesta a disposición de tarjetas de seguro social y la gestión de los gastos, según los Estados. Las relaciones entre la administración y los profesionales de la salud tienen consecuencias directas sobre la dispensación de medicamentos: en ciertos Estados, sobre todo en los Länder del norte del país, los farmacéuticos tienen muchas tareas burocráticas que cumplir para cobrar y dudan en el mostrador sobre los tipos y los métodos de facturación puestos en marcha. En los Länder que han dotado a los inmigrantes de tarjetas de seguro social, válidas por 15 meses, estos problemas son menos frecuentes que en aquellos que no han desarrollado esta prestación.

Dificultades lingüísticas

Para los farmacéuticos, la principal dificultad es lingüística. ABDA ha puesto a disposición de los farmacéuticos léxicos en árabe y persa que incluyen las frases más frecuentes utilizadas en una farmacia. Los farmacéuticos admiten pasar mucho tiempo explicando a los inmigrantes como tomar sus medicamentos y el 70 por ciento de las farmacias reconoce tener dificultades de diálogo con ellos. La mayoría de las farmacias alemanas ya han dispensado a los inmigrantes, algunas raramente, otras varias veces por semana y un diez por ciento todos los días.

En resumen, según la encuesta, realizada y publicada antes de los atentados de París, los farmacéuticos son escépticos sobre las "oportunidades" que representan los inmigrantes para el sistema de salud alemán. La mayoría de los refugiados son jóvenes y motivados para trabajar, pero su formación, cualificaciones y su nivel lingüístico no responden, según la mayoría de farmacéuticos a las necesidades del sector sanitario. Contradicen así lo dicho por el ministro de Salud, Hermann Gröhe, que ha visto "una gran oportunidad".

Los colegios regionales no tienen ninguna demanda de refugiados que deseen trabajar en una farmacia, incluido como aprendiz, e ignoran cuántos farmacéuticos o estudiantes forman parte de la flota de refugiados llegados este año. Sí hay algunas demandas de farmacéuticos refugiados para ejercer en Alemania, pero se trata de colegas que ya han llegado después de cierto tiempo. Habrá que esperar, al menos un año, para ver si la integración profesional de los refugiados se observa en el mundo de la salud y de la farmacia, aseguran los farmacéuticos alemanes.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 118
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Obstáculo lingüísticoDescripci�n de imagen

Para los farmacéuticos, la principal dificultad es lingüística. ABDA ha puesto a disposición de los farmacéuticos léxicos en árabe y persa que incluyen las frases más frecuentes utilizadas en una farmacia. Los farmacéuticos admiten pasar mucho tiempo explicando a los inmigrantes como tomar sus medicamentos y el 70 por ciento de las farmacias reconoce tener dificultades de diálogo con ellos.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.