Lunes, 8 de agosto de 2022

Reino Unido. Faltan medicamentos en las farmacias

46 medicamentos de prescripción sólo se pueden obtener con gran dificultad

El objetivo del Gobierno es reducir el número de licencias en cerca de 2.000

23 de febrero. En Gran Bretaña, un amplio número de medicamentos con receta han estado sin abastecimientos puntuales durante meses. Las farmacias están informando de las dificultades cuando los solicitan. Sus quejas telefónicas están alcanzando a los distribuidores y minoristas farmacéuticos. Al mismo tiempo, la industria reclama que hay disponibles suficientes medicamentos. Sin embargo, los fármacos que se necesitan de forma urgente en la isla están vendiéndose fuera en Europa.

De acuerdo a la información del Comité de Negociación de Servicios Farmacéuticos (PSNC), 46 medicamentos de prescripción sólo se pueden obtener con gran dificultad. Entre estos se incluyen el remedio contra la osteoporosis Actonel, Azilect (Parkinson), Cialis (contra la impotencia sexual), el antidepresivo Cymbalta, la estatina Inegy, el neuroléptico Zyprexa, así como los fármacos contra el asma Singulair, Spiriva y Symbicort.

En lugar de medio día, los farmacéuticos y los pacientes tienen que esperar muchas veces hasta dos días para sus medicamentos, asegura un propietario de farmacia en Londres. Cada día, habla por teléfono cerca de una hora con fabricantes y mayoristas. "Los distribuidores alegan que no tienen más medicamentos y el fabricante insiste que ha suministrado 100.000 envases el día anterior".

Si la medicación deseada es defectuosa, entonces la farmacia tiene que cambiar a un suministrador diferente o lo más probable preguntar al fabricante directamente. Son los medicamentos que las firmas farmacéuticas venden exclusivamente a través de determinados socios logísticos (venta directa a farmacia) los que son particularmente difíciles de encontrar, según los farmacéuticos británicos.

Con sus nuevos conceptos de ventas, las compañías farmacéuticas querían en la actualidad supervisar el paradero de sus medicamentos caros y prevenir una salida de las farmacias británicas a otros canales, sobre todo al mercado estadounidense de altos precios. Sin embargo, mientras la prohibición a la importación existente a los Estados Unidos nunca fue levantada, la debilidad de la libra británica está aumentado la demanda del continente europeo. El antiguo mercado de importación se ha convertido en un mercado exportador.

Dado que las condiciones de distribución están rompiéndose como resultado de las ventas directas, el negocio exportador parece que se ha convertido en una alternativa atractiva para algunas farmacias.

Por su parte, los fabricantes cuentan con el ajuste de cuotas, pero los farmacéuticos reclaman que esto sólo agrava el problema. Si estas cuotas se calculan de forma estrecha e inflexible, no sería posible absorber las fluctuaciones normales en el mercado doméstico con las cuotas que ya han sido fijadas, asegura el PSNC.

"El 11% de las 12.600 farmacias británicas y un reducido número de médicos dispensadores están explotando el sistema", anunció el lobby farmacéutico recientemente. El mercado está aparentemente sobreabastecido. Las compañías ofrecen un tercio más que lo necesario. Y todavía las farmacias prefieren exportar sus bienes, antes que dispensarlos a los pacientes, critican los fabricantes. Según algunas estimaciones, el valor de los medicamentos que se exportan mensualmente asciende a 30 millones de libras.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Salud (MHRA) también identificó las supuestas debilidades: "Los farmacéuticos que exportan medicamentos o venden stock para exportación por otros pueden estar exacerbando los problemas de suministro actuales o creando nuevos problemas de suministro". Según una propuesta de la agencia, en el futuro las farmacias que no están en posesión de una licencia de distribuidor sólo estarán autorizadas a vender medicamentos de forma ocasional, en pequeñas cantidades y no por lucro.

Con esto solo, el problema actual no será resuelto. Por ley, los distribuidores están hoy ya autorizados a comprar sólo de fabricantes y otros grandes distribuidores. Sin embargo, el número de estos está en aumento. En 2009, el MHRA registró 203 nuevas licencias de distribución -casi el doble que el año anterior-.

El objetivo de las autoridades es reducir el número de licencias en cerca de 2.000. De esta forma, el riesgo de falsificaciones dentro de la cadena normal de suministro es, por otra parte, mínimo, y los medicamentos llegarán a los destinatarios a los que se dirigen: los pacientes británicos.

Fuente: Pharma Adhoc



Índice

Portada Nº 35
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Problemas para la farmacia y pacientes

Descripci�n de imagen

Los farmacéuticos y los pacientes tienen que esperar muchas veces hasta dos días para sus medicamentos, asegura un propietario de farmacia en Londres.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.