Viernes, 19 de agosto de 2022

Francia. Los pacientes no entienden la reforma de la remuneración

Interpretan el cambio como un nuevo impuesto por la prestación farmacéutica  

Los boticarios reclaman una campaña de información para explicar el alcance del nuevo sistema

París, 26 de mayo. Un reciente artículo publicado por el diario "L'Humanité" carga contra los nuevos honorarios de la farmacia. Para el diario, esta disposición se ha mantenido en secreto y permite a los farmacéuticos "llenar su cartera a costa de los enfermos".

Muchos farmacéuticos habían ya constado que los honorarios de dispensación instaurados desde el 1 de enero de 2015 suscitan a veces la incomprensión y muchas preguntas por parte de los pacientes. Hay que decir que la aplicación de un honorario por envase y para recetas complejas no ha estado acompañada de una labor de comunicación pública. El ticket Vitale impreso en las recetas hace mención a estos honorarios. Es más, está previsto ofrecer más información a través de un cartel que se colocará en la farmacia a partir del próximo 1 de julio.  Mientras tanto, muchos pacientes están sorprendidos, por no decir estupefactos, cuando descubren la facturación de estos honorarios en sus declaraciones emitidas por el seguro médico. Peor aún, algunos se sienten objeto de un abuso.

Una acusación de chantaje

"En momentos en que más y más pacientes se ven obligados a reducir sus gastos en salud, una reforma que ha pasado casi inadvertida grava todavía un poco más el presupuesto sanitario de los franceses", se puede leer en el diario ‘L'Humanité', de 15 de mayo. "Desde el 1 de enero -continúa el rotativo-, los farmacéuticos cargan en efecto 0,82 euros en la dispensación de cada envase de medicamentos reembolsables, ya se receta o no en otra parte. Es lo que se llama el honorario de dispensación", que retribuye "la función del consejo farmacéutico". Para el periódico, no se trata ni de más ni menos que de un "nuevo impuesto sobre las espaldas de los enfermos".

Desmiente esta versión el especializado Le Quotidien du Pharmacien, al señalar que el cambio es neutro, ya que los precios de los medicamentos se han bajado al mismo tiempo y revisado el margen de los farmacéuticos, apunta. Una realidad que no parece haber sido puesta en conocimiento del autor del artículo que toma como ejemplo el Clamoxyl 1 gramo para ilustrar su propósito: "El año pasado, un envase de 14 comprimidos costaba 4,46 euros; ahora el paciente paga 5,28 euros (4,46 + 0,82 euros)". En la página web de L'Humanité, un internauta reestablece la verdad: "El precio del Clamoxyl 1 gramo 14 comprimidos estaba fijado desde 2012 hasta el 31 de diciembre de 2014 en 5,24 euros", explica. La bajada del 1 de enero a 4,46 euros, aunque se sume 0,82 euros, suma 5,28 euros. La subida no es más que de cuatro céntimos.

Sin embargo, el daño está ya hecho y se necesitará mucha pedagogía para explicar esta reforma en el mostrador, ya que esta idea se está repitiendo en otros medios.

Un ataque contra la profesión

Pero lo que más sorprende del artículo, son las declaraciones transcritas de Gilles Bonnefond, presidente de la Unión de sindicatos de farmacéuticos de farmacia (USPO). "Cuando más se penaliza al paciente es en la compra de medicamentos sin prescripción", señala y añade: "el paracetamol y la homeopatía representan el 25 por ciento de los medicamentos reembolsables dispensados sin receta. Cada vez que un farmacéutico vende un envase o un tubo sin prescripción, los 82 céntimos van directamente a su bolsillo, sin reembolso para el paciente".

Philippe Besset, vicepresidente de la Federación de sindicatos farmacéuticos de Francia (FSPF) reacciona asegurando que se trata de "un ataque contra la profesión". Precisa: "el consejo del farmacéutico debe acompañar a todo dispensación, ya sea prescrita o no, como recoge el Código de salud pública. El acto farmacéutico de consejo es por lo tanto importante cuando el medicamento se dispensa sin receta". Por consecuencia, "el honorario debe estar en todos los casos", concluye antes de añadir que está en contra de las declaraciones de Bonnefon, que considera "perjudiciales para la profesión".

Preguntado por "Le Quotidien", Gilles Bonnefond señala que "no encuentra inteligente haber puesto en marcha un honorario por envase, pero no he dicho nunca que los farmacéuticos se lo meten directamente en el bolsillo", asegura al tiempo que se muestra en total desacuerdo con la información de ‘L'Humanité'. En su opinión, el honorario expone al sector a "ataques de todas las partes y no nos permite ganar más. El balance es nulo", sostiene.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 113
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Balance nuloDescripci�n de imagen

Gilles Bonnefond se muestra crítico con los cambios en la retribución de los farmacéuticos franceses y considera que el honorario expone al sector a "ataques de todas las partes y no nos permite ganar más. El balance es nulo", sostiene.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.