Jueves, 18 de agosto de 2022

Italia. Hay que repensar un sistema basado en 18.000 microempresas

El órgano profesional de los farmacéuticos italianos considera que hay que "salir del modelo individualista" de farmacia

Roma, 12 de mayo. Maurizio Pace, secretario general de la Federación de las Asociaciones de Farmacéuticos Italianos (FOFI, en sus siglas en italiano), considera necesario forzar un replanteamiento del modelo de farmacia, con el fin de responder a las necesidades de salud y a la sostenibilidad económica de las farmacias. "La representación profesional debe trabajar para que los propios farmacéuticos den un impulso decisivo al colectivo", sostiene Pace ante el proyecto de ley de competencia aprobado por el Gobierno italiano, que establece la entrada de capital ajeno al sector en la farmacia y la creación de sociedades anónimas.

En su balance de la segunda edición de la jornada profesional (FarmacistaPiù) organizada por la Federación, Maurizio Pace cree que se tiene que abandonar el modelo "exageradamente individualista que distingue a la farmacia italiana". Es una de las reflexiones destacadas por la Federación profesional que representa a los farmacéuticos italianos, ante los nuevos retos abiertos al sector con la introducción de una mayor competencia.

El presidente de esta organización, el senador Andrea Mandelli, cree que "no hay vuelta atrás", en referencia a la nueva regulación farmacéutica, y que con este cambio "se tendrá que lidiar". "No podemos admitir, sin embargo, que todo quede reducido a la economía, porque se trata de la asistencia a los ciudadanos", advierte. Mandelli reconoce que la farmacia italiana está pasando por un momento de grave crisis "y no estamos exagerando cuando hablamos de algunos miles de farmacias con graves dificultades financieras. La llegada de capital puede ser una respuesta, pero algunos puntos son esenciales", afirma como la normativa de incompatibilidades y el conflicto de intereses, los límites a la concentración y la integración e independencia profesional. 

"Tanto las necesidades de salud de los ciudadanos como las de planificación en el territorio del sistema de salud y, finalmente, la propia sostenibilidad de las farmacias requieren repensar un sistema basado en 18.000 micro y mini empresas con una actividad por así decirlo ‘personalizada'", opina el secretario general de la FOFI, que va más allá al señalar que "si queremos que la farmacia comunitaria participe en la asistencia sanitaria, hay que ser capaces de ofrecer un rendimiento estandarizado reproducible y, sobre todo, certificado", subraya.

La situación actual es que las oficinas de farmacia se relacionan con los sistemas regionales de salud para ofrecer servicios que han demostrado su eficacia y con el fin de garantizar que se puede acceder fácilmente a la asistencia, para lo que es necesario agregar un número de farmacias adecuado. Maurizio Pace observa el papel de las cadenas de farmacia y de las cooperativas de farmacia o los contratos de red, donde las farmacias individuales conservan su independencia pero comparten algunos objetivos de desarrollo. Contratos que se pueden activar para funciones como la compra o la logística, pero que también se pueden aplicar a la prestación de servicios profesionales, en opinión de este experto, como ha ocurrido en Francia.  

La introducción de nuevos servicios profesionales, con el piloto sobre la revisión de medicamentos, ha seguido sus propios pasos en Italia: identificación de un procedimiento estándar, formación del profesional, validación de resultados y difusión de este conocimiento. "No existe otra vía si queremos ser candidatos para hacernos cargo de los pacientes", advierte el secretario de la Federación. 

Durante la jornada de FarmacistaPiù se han puesto ejemplos de intervención farmacéutica en el caso del dolor neuropático o reflujo gastroesofágico, que requiere una compleja actuación profesional y una respuesta coherente por parte de todos los protagonistas. "Estandarizar no significa sofocar las habilidades individuales, sino dar una base para que se puedan expresar. Es por esto por lo que puse en marcha la propuesta de crear una mesa con todas las organizaciones, comenzando por Federfarmacia, para abordar estas cuestiones", explica.

¿Se puede así cerrar el camino a las cadenas? "No se trata de cerrar la puerta a nadie, vamos a ver qué impacto tendrá al final del ejercicio. Una vez que haya transparencia sobre el origen del capital que entra en el servicio farmacéutico y sin perjuicio de la autonomía del profesional farmacéutico, pueden coexistir diferentes formas de sociedad", sostiene Maurizio Pace. Para este experto está claro que la representación profesional debe trabajar para que los propios farmacéuticos den un impulso decisivo a la combinación de negocios y el modelo ganador es el que ofrece respuestas eficaces y eficientes para toda su área de influencia.  

Fuente: Il Farmacista online

Índice

Portada Nº 112
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

¿Apertura controlada del capital de la farmacia?

Descripci�n de imagen

Mandelli reconoce que la farmacia italiana está pasando por un momento de grave crisis "y no estamos exagerando cuando hablamos de algunos miles de farmacias con muy graves dificultades financieras. La llegada de capital puede ser una respuesta, pero algunos puntos son esenciales", señalando algunas líneas rojas como la normativa de incompatibilidades y el conflicto de intereses, los límites a la concentración y la integración e independencia profesional.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.