Jueves, 18 de agosto de 2022

Los farmacéuticos alemanes recuperan la senda del crecimiento

La actividad de las farmacias repunta tras cuatro años consecutivos de bajadas

12 de mayo. "Tengo por fin buenas noticias que anunciar". Así abría el presidente del sindicato de farmacéuticos el tradicional Congreso económico de los farmacéuticos alemanes, el martes pasado en Berlín. Fritz Becker se felicitaba del rebote del crecimiento de la economía de las farmacias registrado en 2013 y de la vuelta al crecimiento después de varios años de bajada.

Desde el año pasado, en efecto, las farmacias se benefician a la vez de las mejores condiciones financieras y de una situación económica y social más favorable. La cifra de negocio y el volumen de ventas, incluido los OTC que bajaron o se estancaron desde hacer varios años, están empezando a repuntar.

El resultado neto de las farmacias ilustra esta progresión: aumentó el 18 por ciento en 2013 en relación con el año anterior, hasta alcanzar los 124.393 euros, después de varios años de bajada. Es verdad que los cuatro últimos años han sido particularmente malos y marcados por los planes de rigor excepcional sobre el medicamento. Es más, el honorario que se utiliza para remunerar a los farmacéuticos aumentó 30 céntimos a principios de 2013, pasando de 8,05 euros a 8,35 euros por envase, mientras que la "rebaja de caja", es decir el descuento que deben hacer las farmacias a las aseguradoras en la dispensación de medicamentos a los asegurados, bajó de 2,05 euros a 1,77 euros por envase. Al final, los farmacéuticos han podido negociar, el año pasado, la cuota de guardias nocturnas y de fin de semana, que se ha elevado a 252 euros por guardia, con el fin de ayudar a las farmacias rurales o aisladas para mantener así su actividad, una vez que son los más afectados por la crisis.

Sin embargo, todo no es todavía de color rosa para las farmacias alemanas, según Becker. Aún cuando la actividad se recupere, los ingresos de las farmacias aumentaron mucho más lentamente que en la mayoría de los otros sectores, incluida el de salud. Las preparaciones se mantienen "mal pagadas", al igual que ciertas tareas administrativas y reglamentarias que son obligatorias. Por otra parte, los farmacéuticos protestan contra las sanciones a las que se enfrentan si no cumplen al pie de la letra los listados impuestos por las cajas de seguros de salud para obligarles a dispensar de forma sistemática los genéricos más baratos, incluso cuando se produce una falta de stock que obliga a las farmacias a recurrir a otros productos. 

Caída en el número de farmacias

Las farmacias recuerdan que han contribuido en buena parte a la restauración de las finanzas del seguro de salud desde 2009. Si se terminó el año pasado cosechando "ganancias", todavía dispone de reservas confortables de cerca de 30.000 millones de euros, a pesar de que los fondos habían pronosticado la vuelta al déficit en 2014. La buena salud de las cajas les permite aflojar los grilletes un poco, aunque las farmacias consideran que la negativa a reembolsar un medicamento a las farmacias por parte de las cajas debe suprimirse o al menos dulcificarse.

Pero, sobre todo, la demografía profesional sigue siendo preocupante y revela una crisis de fondo al registrar este año todavía una nueva bajada del número de farmacias. A finales de 2013, Alemania contaba con 20.662 oficinas, 260 menos que el año anterior. Alemania ha perdido cerca de 900 farmacias desde 2009, y su cifra se encuentra ahora como a principios de 2000.

Si el número de cierres ha disminuido en relación con 2012 (433 frente a 501, récord absoluto), la apertura de oficinas continúa bajando regularmente, con 174 nuevas farmacias el año pasado, dos veces menos que los años 2000-2008. Es más, numerosos farmacéuticos no encuentran sucesor y se ven obligados a cerrar por esta razón.  Para la Federación de asociaciones alemanas de farmacéuticos (ABDA), estas cifras muestran que la falta de confianza en el futuro, ligada a la política de austeridad, se traduce sobre el terreno en una disminución preocupante de la oferta y de los servicios de salud para los pacientes.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 98
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Mejora de las condicionesDescripci�n de imagen

El honorario que se utiliza para remunerar a los farmacéuticos aumentó 30 céntimos a principios de 2013, pasando de 8,05 euros a 8,35 euros por envase, mientras que la "rebaja de caja", es decir el descuento que deben hacer las farmacias a las aseguradoras en la dispensación de medicamentos a los asegurados, bajó de 2,05 euros a 1,77 euros por envase, según las cifras expuestas por Fritz Becker.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.