Lunes, 8 de agosto de 2022

El Gobierno regional respalda el nuevo catálogo de diez servicios del COFM

La Consejería de Sanidad defiende la propuesta profesional

Las dos primeras prestaciones serán SPD y control del asma. No requerirán autorización previa y sus precios serán de mercado

Madrid, 15 de noviembre. La viceconsejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Belén Prado, abrió ayer la primera jornada informativa sobre la implantación del nuevo catálogo de servicios de la oficina de Madrid y el despliegue de la receta electrónica en la región. La sesión, organizada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y patrocinada por el laboratorio Almirall, mostró al centenar de colegiados presentes el funcionamiento práctico del sistema de receta electrónica e informó sobre el plan de desarrollo de los nuevos servicios acordados con la Consejería de Sanidad. Un plan que, como subrayó la viceconsejera, "tiene su encaje legal en la actual normativa farmacéutica de la Comunidad de Madrid". Prado animó a los farmacéuticos a reforzar y desarrollar el nuevo papel profesional del farmacéutico.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Alberto García Romero, agradeció el respaldo de la Comunidad de Madrid para desarrollar el catálogo de diez servicios acordado con la Consejería de Sanidad e instó a los farmacéuticos a dar un paso adelante para asumir un mayor protagonismo en la salud de los pacientes y abrir una nueva vía de ingresos para la farmacia. En su opinión, "el retorno económico por la dispensación de medicamentos, basado en un margen aplicado a unos precios muy bajos, no es ni será suficiente para asegurar el futuro de un sector".

El director de Relaciones Institucionales de Almirall, Ignaci Martí, resaltó el apoyo que el laboratorio siempre ofrece a la farmacia, así como su apuesta por el nuevo modelo profesional que representa el catálogo de servicios, que va más allá del medicamento para centrarse en las necesidades de los pacientes.

El catálogo está diseñado atendiendo a las necesidades concretas de la población y se centra en la detección, tratamiento y seguimiento de enfermedades crónicas, así como en el uso seguro de los medicamentos y el cuidado de grupos de población especiales. Los servicios profesionales, que se irán implantando de una forma progresiva y que "deben estar protocolizados y ser retribuidos por sus beneficiarios" según García Romero, son: los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD), el control del asma, la formación en primeros auxilios básicos, formación en primeros auxilios en bebés y niños, detección del consumo abusivo del alcohol, entrenamiento cognitivo, detección precoz de diabetes, detección precoz de la hiperuricemia (ácido úrico elevado), seguimiento de la automedida domiciliaria de la presión arterial y test de días fértiles, con seguimiento online y planificación.

Los farmacéuticos que deseen prestar los nuevos servicios del catálogo tendrán que superar una formación y adquirir los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias, según destacó el presidente del COFM.

Una aplicación informática desarrollada por el Colegio dará soporte técnico en tiempo real a los farmacéuticos interesados para implantar cada uno de los nuevos servicios, como explicó el subdirector general técnico profesional, Carlos Raposo. El COFM certificará la formación como garantía de la correcta implantación, desarrollo, medición, viabilidad y sostenibilidad de estos servicios. Los dos primeros servicios del catálogo que estarán a disposición de los pacientes serán los SPD y el control del asma.

Por su parte, el subdirector de Ordenación Farmacéutica de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Tejerina, precisó que los nuevos servicios no requerirán una autorización previa de la Administración para ponerlos en marcha, ni tampoco se fijará un precio público. "Será un precio de mercado", adelantó, que reflejará el coste que implica la formación y los requerimientos técnicos para poner en marcha los nuevos servicios. "No se pretende generar trabas, cargas o controles administrativos más allá de que la farmacia esté autorizada y al frente se encuentre un farmacéutico acreditado", resumió Tejerina.

En relación con el despliegue de la receta electrónica, el COFM confía que a mediados de 2014 finalice la última fase, con la extensión del sistema a Madrid y sus más de tres millones de habitantes. Desde su inicio en marzo de 2012, se han realizado más de 800.000 prescripciones y 400 farmacias participan en el modelo. Más de un millón de habitantes de la Comunidad de Madrid se benefician de la implantación de la receta electrónica en la sanidad madrileña.

Índice

Portada Nº 88
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Nueva fuente de ingresosDescripci�n de imagen

Alberto García Romero instó a los farmacéuticos a dar un paso adelante para asumir un mayor protagonismo en la salud de los pacientes y abrir una nueva vía de ingresos para la farmacia. En su opinión, "el retorno económico por la dispensación de medicamentos, basado en un margen aplicado a unos precios muy bajos, no es ni será suficiente para asegurar el futuro de un sector".

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.