Sábado, 13 de agosto de 2022

Mi última notificación estuvo relacionada con Myolastan

Entrevista a Pedro Gutiérrez Ríos, farmacéutico integrante de la Red de Farmacias Centinela de la Comunidad de Madrid

Madrid, 23 de julio. "El aumento constante de las labores burocráticas en la farmacia comunitaria  deja cada vez menos tiempo para lo que es realmente importante", asegura Pedro Gutiérrez Ríos, un farmacéutico especializado en Óptica que, desde 2005, participa en la Red de Farmacias Centinela. Este experto precisa en la siguiente entrevista que la farmacovigilancia se ocupa de detectar y notificar reacciones adversas a medicamentos, mientras que las farmacias centinela se ocupan de detectar errores de medicación, es decir, "cualquier error que se produce en toda la cadena del medicamento desde su fabricación hasta la administración por el propio paciente".

Descripci�n de imagen

¿Cuáles han sido sus últimas notificaciones de error y de sospecha de reacción adversa? ¿Cómo las detectó?

La última notificación a Farmacovigilancia estuvo relacionada con el uso de tetrazepam (Myolastan), recientemente prohibida su utilización. Se trataba de que, por segunda vez tras el uso de este principio activo, la paciente tuvo lesiones en la piel. En cuanto a Farmacias Centinela, la última comunicación tenía que ver con diferencias entre la prescripción médica informatizada y el medicamento al que se refiere, concretamente con un ibuprofeno granulado de 40 sobres de 600 mg. Es relativamente frecuente que existan diferencias entre la base de datos que utiliza el prescriptor y los medicamentos comercializados, dando lugar a posibles errores.

¿Cómo suele reaccionar el paciente cuando les advierte del error?

El paciente no siempre está implicado en el error que se comunica. No obstante, cuando le afecta directamente o ha sido él quien lo ha puesto de manifiesto, queda expectante a la resolución del mismo.

Una vez detectadas estas situaciones, ¿a quiénes se notifican y qué proceso se sigue en estos casos?

Si lo detectado es un error de medicación, se comunica online a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid por medio de un formulario informatizado. Si es una reacción adversa que cumple con los requisitos para ser comunicada, también por un formulario informatizado o en papel por vía postal al centro de farmacovigilancia de la Comunidad.

¿Qué obstáculos se encuentra en esta tarea de farmacovigilancia?

El aumento constante de las labores burocráticas en la farmacia comunitaria cada vez deja menos tiempo para lo que es realmente importante: correcta dispensación, consejo farmacéutico, indicación, seguimiento farmacoterapéutico, farmacovigilancia, atención al anciano polimedicado, favorecer el cumplimiento terapéutico, etcétera. La comunicación entre profesionales cada vez es más fácil debido a la generalización de las nuevas tecnologías pero no siempre se aprovechan de manera óptima. Un ejemplo de algo que funciona bien es la comunicación de alertas sobre medicamentos desde el colegio o desde la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria.

¿Qué problemas relacionados con los medicamentos son los más habituales, según su propia experiencia profesional?

La administración errónea de los medicamentos por parte de los pacientes, lo que da lugar a incumplimiento terapéutico y falta de adherencia a los tratamientos prescritos o duplicidad de tratamientos.

¿Hay pacientes o tratamientos en los que conviene prestar una atención especial para detectar errores?

A los ancianos polimedicados, así como los tratamientos de enfermedades crónicas en general, especialmente los antibióticos o la cesación paulatina de los corticoides, los antidepresivos, etcétera. También hay que prestar atención a los tratamientos con psicotropos para evitar la dependencia y la tolerancia.

¿Cree que la población es consciente de los riesgos que conlleva cualquier medicación? ¿Hace falta una mayor labor preventiva en este aspecto?

A pesar de que en las últimas décadas se ha observado una mejora notable en el nivel cultural de la población en general, en lo que se refiere a medicamentos existe un gran desconocimiento de los mismos y, lo que es peor, circulan informaciones erróneas que inducen a su mal uso. Si bien los medicamentos son seguros si se utilizan a las dosis recomendadas, el tiempo recomendado y para la indicación adecuada, frecuentemente el paciente introduce modificaciones inadecuadas que dan lugar a problemas de salud. Volvemos otra vez al tema del incumplimiento terapéutico, uno de los problemas más graves en lo que se refiere al uso de medicamentos, que da lugar a problemas de salud por un lado y, por otro, a un gasto público ineficiente.

¿Cómo cree que se debería potenciar este papel de detección, notificación y prevención de errores entre los farmacéuticos?

Reconociendo la labor sanitaria del farmacéutico comunitario y favoreciendo la faceta asistencial sobre la meramente administrativa o haciendo campañas sobre familias concretas de medicamentos incidiendo sobre la detección de problemas relacionados con ellas.

Fuente: COFM

Índice

Portada Nº 83
Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir

"Menos tiempo para lo que es realmente importante"Descripci�n de imagen

Pedro Gutiérrez Ríos lamenta que "el aumento constante de las labores burocráticas en la farmacia comunitaria  deja cada vez menos tiempo para lo que es realmente importante: correcta dispensación, consejo farmacéutico, indicación, seguimiento farmacoterapéutico, farmacovigilancia, atención al anciano polimedicado, favorecer el cumplimiento terapéutico, etcétera".

El Myolastan, retirado después de 46 años en el mercado

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.