Martes, 9 de agosto de 2022

La liberalización de las farmacias no ahorra y destruirá empleo

FEFE presenta un estudio comparado sobre la experiencia europea para desmontar las posibles ventajas del cambio de modelo

Madrid, 8 de mayo. La liberalización de la propiedad y titularidad de la farmacia que defiende el Ministerio de Economía no aportaría ninguna ventaja a los usuarios ni tampoco a la Administración, según concluye un informe que compara la experiencia de los países que adoptaron este cambio en la regulación farmacéutica.

La investigación llevada a cabo por el profesor doctor Francesco Sandulli -de la Universidad Complutense y miembro del Grupo de Investigación en Producción Tecnologías de la Información y Comunicación del Departamento de Organización de Empresas (GIPTPIC)-, por encargo de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), compara los resultados de esta medida en Irlanda, Noruega, Hungría, Holanda o el Reino Unido, entre otros países europeos.

Tras analizar estas experiencias, el informe demuestra que el cambio de modelo de las oficinas de farmacia ni produce ahorro de gasto ni mejora la calidad del servicio. Países que cuentan con modelos libres de propiedad como Irlanda, Bélgica o Eslovaquia tienen gastos farmacéuticos por habitante muy elevados. Tampoco reduce el precio medio de los medicamentos. Países desregulados, como Irlanda y Bélgica, tienen unas de las tarifas más altas de la UE.

La liberalización puede quebrar además la equidad del sistema, ya que los medicamentos en las zonas rurales serán más caros que en las zonas urbanas, como ha ocurrido en Islandia.

Tampoco favorece el libre mercado, sino la integración vertical porque la propiedad pasa a estar en manos de pocos agentes, como ha ocurrido en Reino Unido, donde el 85% de las farmacias pertenecen a unas pocas cadenas de distribución.

En diez países europeos, los seis mayores distribuidores mayoristas de medicamentos poseen más del 50 por ciento del mercado de distribución mayorista. En el Reino Unido se espera que en 2013 el 85 por ciento de las farmacias pertenezca a unas pocas cadenas de distribución.

Produce también situaciones de monopolio local. Como pasa a primar la maximización de beneficios sobre la equidad, se produce el cierre de las farmacias menos rentables. En Reino Unido y Noruega se han creado barreras económicas de facto para la apertura de farmacias independientes. La mitad de los municipios de Noruega no cuenta con una oficina de farmacia. La reducción en el número de oficinas de farmacia en zonas rurales ha sido uno de los principales motivos por los que Hungría anuló la liberalización en 2010.

En España, los municipios que se verían más afectados por esta situación son los de menos de 5.000 habitantes, que suponen el 83 por ciento de los municipios del país.

La calidad percibida por los ciudadanos también se resiente. La liberalización hace que las prioridades sanitarias pasen a un segundo plano y primen las prioridades comerciales, es decir, se busca aumentar la rentabilidad disminuyendo el número de trabajadores y aumentando las horas de trabajo. De hecho, en Reino Unido se ha comprobado que la acción comercial es dos veces mayor que la acción sanitaria.

Otro efecto colateral de la medida defendida por el ministro Luis de Guindos es que se produciría el cierre de cerca de 2.000 farmacias de escasa rentabilidad, casi el 10 por ciento de las oficinas abiertas en España, y la pérdida de 5.000 empleos, para ajustarse a los ratios del Reino Unido. Los municipios de menos de 5.000 habitantes, el 83 por ciento del total en España, serían los más afectados.

Fuente: COFM

Índice

Portada Nº 79
Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Riesgo de concentraciónDescripci�n de imagen

El cambio jurídico de la propiedad de la farmacia que defiende el ministro de Economía, Luis de Guindos, no favorece el libre mercado, sino que tiene como resultado una integración vertical porque la propiedad pasa a estar en manos de pocos agentes, como ha ocurrido en Reino Unido, donde el 85% de las farmacias pertenecen a unas pocas cadenas de distribución.

En diez países europeos, los seis mayores distribuidores mayoristas de medicamentos poseen más del 50 por ciento del mercado de distribución mayorista. En el Reino Unido se espera que en 2013 el 85 por ciento de las farmacias pertenezca a unas pocas cadenas de distribución.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.