Jueves, 18 de agosto de 2022

Francia. División en la negociación de la nueva remuneración para las farmacias

A debate el ritmo de la reforma y el modelo de honorarios de dispensación

París, 25 de abril. Después de varias semanas de interrupción, las negociaciones para una nueva remuneración se retomaron el 19 de marzo. Las organizaciones sindicales aparecen divididas sobre la cuestión. Mientras algunos abogan por introducir honorarios de dispensación, otros se resisten. Las opiniones difieren igualmente en la proporción del honorario en relación con el margen comercial.

La reforma del modelo de remuneración está al final en marcha. Finalmente, ya que, en teoría, la aprobación que permite la introducción de una parte de honorarios de dispensación debería haber sido firmada el 31 de diciembre de 2012, como muy tarde. Los sindicatos de farmacia y representantes del seguro sanitario se han reunido para definir el alcance de la nueva remuneración.

Las negociaciones habían comenzado a principios de diciembre, para finalmente suspenderse inmediatamente. El director general del UNCAM -Unión nacional de cajas de seguro sanitario-, Frédéric van Roekeghem, había demandado un aplazamiento hasta finales del primer trimestre de 2013, a causa de una "falta de visibilidad suficiente y de metodología de trabajo". Algunos meses más tarde, las negociaciones se abrieron oficialmente, con la bendición del Gobierno. En efecto, la ministra de Salud ha declarado en varias ocasiones que "es más factible ahora que los farmacéuticos continúan siendo pagados en función del margen realizado sobre la venta de envases de medicamentos" y que "este dispositivo debe evolucionar hacia la fijación de "una tarifa de dispensación". Matingnon es en la misma longitud de onda, asegura la Federación de sindicatos farmacéuticos de Francia (FSPF), que ha sido rescatado recientemente por el gobierno del primer ministro, Jean-Marc Ayrault. "Sentimos que tenemos delante de nosotros los interlocutores que quieren reformar el modelo de remuneración, porque sienten la necesidad", indica Philippe Besset, presidente de la comisión de economía de la oficina de la FSPF.

Falta de visibilidad

Por su lado, Gilles Bonnefond no esconde su inquietud. "No tenemos ninguna visibilidad", lamenta el presidente de la Unión de sindicatos de farmacéuticos comunitarios (USPO). "A lo sumo, tenemos un presupuesto aún cero y mañana puede llegar a ser negativo. La única manera de que se nos dé es ponerse al día sobre las farmacias que van a desaparecer. Es la trampa perfecta".

Después de meses, Gilles Bonnefond reclama un contrato de objetivos y de medios con el Estado. Una demanda que se mantiene en punto muerto. También, el presidente de la USPO se encuentra decepcionado. "Estamos desperdiciando una reforma necesaria para la profesión", se indigna. En su opinión, el modelo de remuneración debe evolucionar hacia la introducción de una parte de honorario de dispensación. Pero una pequeña parte para comenzar. "Aquellos que van demasiado rápido conducen la profesión al fracaso", afirma. De hecho, Bonnefond aboga por que, en un primer momento, el honorario permita compensar la pérdida de margen ligado a las medidas sobre el medicamento. "Si, por ejemplo, se pierden 200 millones de euros de margen en razón de las bajadas de precio, se reinyecta esta cantidad en la red en forma de honorarios", explica. Hablar de instaurar tal o tal porcentaje de honorarios, según él, "no tiene lógica ni fundamento económico".

Un cuarto de la remuneración

No es la opinión de la  FSPF, que insta a poner en marcha rápido una parte significativa de honorarios. "2013  ha pasado y queremos ir más allá del objetivo del 12,5 por ciento previsto inicialmente", explica Philippe Besset. "Si la reforma puede hacerse de una vez al 25 por ciento, es mejor". La Federación desea igualmente que la reforma haga pasar una proporción mayor de los recursos de los farmacéuticos en el seno del seguro de salud, para ser menos dependiente de los ingresos de las farmacias de los términos comerciales. "El pago por actuación es para nosotros un excelente ejemplo de recursos ligados a los farmacéuticos por el seguro de salud para valorar su acción a favor del desarrollo del genérico", subraya Philippe Besset.

Al contrario de los dos sindicatos anteriores, la Unión nacional de farmacias de Francia (UNPF) se muestra muy reservada sobre el principio mismo del honorario de dispensación. La organización cree, en efecto, que los honorarios deben simplemente ser una remuneración suplementaria que se corresponda con las nuevas funciones y la aplicación más bien de una realineación del margen. En cualquier caso, su presidenta, Françoise Daligault, se muestra muy inquieta sobre las negociaciones que no atienden únicamente al honorario, sino también a la restructuración de la red. "No nos corresponde a nosotros decir qué colega debe desaparecer", explica.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 77
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Primero, compensar pérdidasDescripci�n de imagen

Gilles Bonnefond aboga por que, en un primer momento, el honorario permita compensar la pérdida de margen ligado a las medidas sobre el medicamento. "Si, por ejemplo, se pierden 200 millones de euros de margen en razón de las bajadas de precio, se reinyecta esta cantidad en la red en forma de honorarios", explica. Hablar de instaurar tal o tal porcentaje de honorarios, según él, "no tiene lógica ni fundamento económico".

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.