Viernes, 19 de agosto de 2022

Francia. Las farmacias quieren reglas claras en la política de genéricos

La tasa de sustitución se acerca al objetivo del 85 por ciento marcado por el Gobierno

París, 10 de septiembre. El objetivo fijado por el Ministerio de Salud de alcanzar el 85 por ciento de dispensaciones de genéricos en 2012 está cada vez más cercano en Francia. Gracias a la medida aprobada por el Gobierno francés, de cobrar la diferencia entre el medicamento de marca y el genérico a los pacientes que rechacen la sustitución de la receta por un genérico, la tasa de sustitución se ha elevado en siete puntos en tan sólo cinco semanas, hasta superar el 78 por ciento a final de agosto, siete puntos por debajo del objetivo fijado por el Ministerio.

A pesar de estas cifras, la aplicación de la medida sigue siendo compleja para las farmacias que tienen que hacer frente a pacientes recalcitrantes y también para muchos farmacéuticos que reclaman normas precisas e iguales para todos, ya que algunas aseguradoras están haciendo una interpretación libre del acuerdo alcanzado entre los sindicatos de farmacia y el seguro de salud la pasada primavera para poner en marcha este sistema.

Gilles Bonnefond, presidente de la Unión de sindicatos de farmacéutico de oficina (USPO), ha señalado que "el pago por parte de un tercero de una marca es ilegal", ya que el producto prescrito está inscrito en el vademécum de genéricos. La medida afecta únicamente a los genéricos que figuran en un grupo no sometido al sistema de precios de referencia (TFR, en sus siglas inglesas). En efecto, para la aseguradora que reembolsa sobre la tase del TFR, la dispensación del principio está en este caso tolerada. El paciente debe ver si acepta pagar la diferencia si el precio del principio no es idéntico al del TFR.

De forma más general, el acuerdo establece que "los asegurados que rechacen la dispensación de los medicamentos genéricos tendrán que conformarse con los productos para los que han rechazado un genérico en la farmacia". Y tendrán que demandar, por consiguiente, el reembolso a su aseguradora. El acuerdo precisa igualmente que "esta medida se aplica a todos y comprende a los beneficiarios de la CMU Complementaria y de la Ayuda Médica del Estado".

Otras excepciones a la regla están también previstas. Así, el pago de terceros es posible para la dispensación de un principio para el que el médico ha inscrito al lado de la especialidad la mención "no sustituible". Pero, debe estar indicado con todas las letras, de forma manuscrita y debe llevar únicamente sobre el medicamento prescrito y no sobre el conjunto de la receta. La exención del pago anticipado puede también realizarse en el caso de los genéricos cuyo precio es superior o igual al de la marca.

Otra derogación es en el caso de una tasa de sustitución elevada. "El acuerdo nacional puede decidir mantener la exención del pago por anticipado en las zonas geográficas donde los niveles de sustitución son superiores a los objetivos fijados por el acuerdo, que también prevé que no se aplique en el caso en que la sustitución pueda suponer un problema particular al paciente.

Por el contrario, a las farmacias que no superen actualmente una tasa de sustitución del 60 por ciento, se les impondrán sanciones.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 69
Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Medida efectivaDescripci�n de imagen

El cobro de la diferencia entre el medicamento de marca y el genérico a los pacientes que rechacen la sustitución de la receta por un genérico ha elevado la tasa de sustitución en siete puntos en tan sólo cinco semanas, hasta superar el 78 por ciento a final de agosto.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.