Viernes, 19 de agosto de 2022

Inglaterra. Sancionada una farmacéutica que falsificó registros de atención farmacéutica

No podrá ejercer durante tres meses al ser suspendida del registro del Consejo General Farmacéutico

Londres, 15 de agosto.  Eleisha Watson, con número de registro 2060846, reclamó falsamente que su farmacia Boots en West Bridgford, Nottingham, había realizado un total de 113 revisiones de medicación a los pacientes (MUR, en sus siglas inglesas), desde enero a agosto de 2009, tras estar sometida a una "enorme presión" para lograr sus objetivos, según expuso ante el Comité de Buena práctica del Consejo General Farmacéutico (GPhC). Watson también se justificó asegurando que los objetivos marcados por la multinacional "no eran realistas".

La farmacéutica, de 27 años de edad cuando era responsable de la farmacia de la cadena Boots en 2009, había sido trasladada a la localidad de West Bridgford tras "hacerlo bien" en otra oficina de Boots en Sherwood y después de trabajar para la compañía durante cinco años.

Cuando la Farmacia fue auditada en agosto de 2009, se descubrió que no disponía de suficientes registros para justificar los 113 MURs que la farmacéutica había dirigido junto a su equipo ese año. Watson mantuvo en principio que el número era ajustado y que se había dejado algunos registros en su domicilio, si bien no pudo justificar la cifra reclamada. Boots decidió entonces suspender de sueldo a Watson hasta que mantuvieran una reunión tres días más tarde.

En esa entrevista, Watson entregó 45 informes MUR adicionales. Pero cuando Boots indicó que supervisaría los detalles de los pacientes implicados, Watson admitió que había falsificado los registros. Watson dimitió de Boots ese mismo día.

El Comité de buenas prácticas del GPhC señaló que la farmacéutica estaba sometida a una "enorme presión" para cumplir los objetivos MUR y que no obtuvo ninguna ganancia económica de las falsificaciones. También apuntó que la profesional era "reacia a admitir que no podría lograrlo". El Comité consideró otros atenuantes que se han mantenido confidenciales en su informe.

Watson se mostró "profundamente arrepentida y avergonzada" por su acción y ha adoptado medidas para prevenir que ocurra, comenzando a trabajar durante tres días a la semana sin responsabilidad en la gestión. La farmacéutica informó que disfruta de su trabajo y el regulador aceptó que era "competente, trabajadora y una farmacéutica comunitaria básicamente honesta".

Si bien el Comité señaló que falsificar documentos era "inaceptable y contrario" a un farmacéutico, decidió suspenderla sólo durante tres meses debido a un "efectivo y competente" trabajo desarrollado en los últimos tres años, sin necesidad de proceder a una revisión del caso al final del periodo.

Por su parte, a preguntas de los medios de comunicación, Boots no admitió que presionase de forma inapropiada a sus empleados por conseguir objetivos, una estrategia que la compañía tachó de "inaceptable", al tiempo que subrayó su compromiso de luchar contra cualquier comportamiento deshonesto o no profesional.

Fuente: C+J

Índice

Portada Nº 69
Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Sanción atenuadaDescripci�n de imagen

El Comité de Buena práctica del Consejo General Farmacéutico señaló que falsificar documentos era "inaceptable y contrario" a un farmacéutico, si bien decidió la suspensión de sólo tres meses debido a un "efectivo y competente" trabajo desarrollado en los últimos tres años de la farmacéutica sancionada, sin necesidad de proceder a una revisión del caso al final del periodo.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.