Viernes, 19 de agosto de 2022

Tres farmacias explican su día a día con el nuevo sistema de copago

Los farmacéuticos de la Comunidad de Madrid redoblan sus tareas informativas y administrativas para hacer efectivo el cambio en la aportación farmacéutica

Madrid, 30 de julio. Desde el pasado 1 de julio, los farmacéuticos españoles han tenido que redoblar sus esfuerzos para adaptarse con profesionalidad al nuevo sistema de contribución en la prestación farmacéutica y explicar las novedades del modelo a la población.   

Digital Farmadrid se ha puesto en contacto con tres farmacéuticas para valorar el impacto de la medida en el trabajo diario del sector y conocer cuáles son las principales dificultades y cómo se está adaptando la farmacia para seguir dispensando con normalidad, pese a la desinformación que existe entre los ciudadanos sobre el nuevo sistema de aportación.

Como en botica, hay opiniones para todos los gustos. La farmacéutica María Luisa Gómez cree que la relación entre farmacéutico y paciente se está resintiendo desde la entrada en vigor del nuevo sistema. "Los usuarios están enfadados, mal informados y los farmacéuticos tenemos que hacer el trabajo de información que la Administración no ha hecho", lamenta esta titular de una oficina de farmacia situada en una barriada popular de Madrid.

Todos los farmacéuticos consultados se han visto obligados a multiplicarse en tareas informativas para aclarar conceptos e ideas preconcebidas. Como explica María Garrido Sánchez, farmacéutica titular en Alameda del Valle, "muchos pacientes entran en la farmacia con ideas erróneas sobre su nivel de aportación o se sorprenden al no figurar en los grupos de población exentos de pago". María Luisa Gómez añade que "hay mucho desconocimiento, sobre todo por parte de los pacientes crónicos, que creen que no deben aportar nada".

Existe también cierta inquietud entre los ciudadanos por el acceso a datos confidenciales. "Hay usuarios que se muestran preocupados por la posibilidad de que el farmacéutico pueda acceder a sus datos de renta", señala María Garrido. Esta farmacéutica de oficina rural apunta también el problema que supone que los datos de aportación que corresponden a cada usuario en función de su renta o situación laboral no estén actualizados y que se utilicen los de 2010, porque "no es fácil explicar esta situación y es comprensible el malestar que genera entre los afectados".

Otra de las cuestiones que suscita más preocupación entre los pensionistas es el sistema de reembolso de las cantidades adelantadas por encima de los topes establecidos de 8, 18 y 60 euros, en función de la renta. Desde la farmacia de Claudio Coello 84 recomiendan a los pacientes guardar el ticket de compra por si se produce algún error en el reembolso.

Más carga administrativa

El nuevo sistema supone además una carga administrativa añadida para la farmacia. Uno de sus grandes inconvenientes es, en efecto, la comprobación del nivel de aportación del usuario en los casos en los que no figura en la receta. En la farmacia de Claudio Coello 84, sí están recibiendo muchas recetas sin código de aportación, por lo que deben consultar continuamente la base de datos de la Consejería de Sanidad para identificar el código TSI e imprimir la etiqueta correspondiente, lo que alarga la duración del acto de dispensación, pero ha evitado derivar a los pacientes a sus médicos, aclaran en esta farmacia.

Las tres farmacéuticas coinciden al destacar el servicio de atención telefónica dispuesto por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid para atender dudas y resolver cualquier tipo de incidencia. Dos de las tres farmacias consultadas han recurrido a este servicio durante la primera semana de funcionamiento del nuevo sistema.

En el caso de las tres farmacias consultadas no hay que reseñar fallos técnicos en el sistema de dispensación de las nuevas recetas o en el acceso a la aplicación informática IPAF de la Comunidad de Madrid.

Pero de lo que no cabe duda es que todas estas nuevas tareas están robando tiempo al farmacéutico y a los pacientes. Como advierte María Luisa Gómez: "si antes resolvías la dispensación en cinco minutos, ahora tardas el doble, entre explicar el nuevo sistema, consultar la base de datos. Hay cada vez menos tiempo para el paciente".

Son, sin duda, semanas de intenso trabajo para todos los farmacéuticos de la Comunidad de Madrid, ya que la confusión y el malestar que genera el nuevo sistema de copago en farmacia lo está afrontando la farmacia. "Hasta que no pase un tiempo de dos meses y todos los usuarios hayan tenido la oportunidad de conocer cómo funciona el sistema, todos los días afrontaremos la misma situación de quejas y desconocimiento", sostiene María Luisa Gómez.

Índice

Portada Nº 68
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

DesinformaciónDescripci�n de imagen

María Garrido Sánchez, farmacéutica titular en Alameda del Valle, explica que "muchos pacientes entran en la farmacia con ideas erróneas sobre su nivel de aportación o se sorprenden al no figurar en los grupos de población exentos de pago". Para esta farmacéutica rural, "hay mucho desconocimiento, sobre todo por parte de los pacientes crónicos, que creen que no deben aportar nada".

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.