Jueves, 18 de agosto de 2022

Francia. La farmacia prepara su revolución

El nuevo modelo de remuneración y el futuro decreto sobre sociedades cambia las reglas del sector

París, 5 de abril. Los representantes de los farmacéuticos galos firmaron ayer con el Ministerio de Salud el nuevo modelo de retribución mixto que entrará en vigor de forma progresiva a partir de 2013. El margen real de la farmacia se mantiene en el 12,5 por ciento sobre el total de las dispensaciones y se complementa con una remuneración añadida garantizada por el desempeño de servicios de farmacia.

Entre otras variables, fija un precio por paciente de 40 euros al año para cada farmacia que efectúe un seguimiento continuo de los tratamientos con anticoagulantes, dentro de un programa que se ampliará al seguimiento de pacientes asmáticos, entre otras enfermedades.

Incluye, además, un nuevo objetivo en la sustitución por genéricos en las farmacias que proporcionará al sector ingresos anuales adicionales de hasta 3.000 euros al año, y establece nuevos pagos por noches de guardia (8 euros) y fiestas (5 euros).

Obligados a cambiar

Enfrentada a una crisis económica sin precedentes, la farmacia está obligada a evolucionar. Varios hechos están a punto de provocar este cambio. La evolución del modelo de remuneración en curso, el seguimiento de ciertos pacientes, la implicación en la cooperación interprofesional o la posible creación de sociedades holdings van a modificar profundamente el ejercicio farmacéutico.

El mundo de la farmacia está inmerso en profundos cambios. Su modelo económico está, en efecto, a punto de ser radicalmente reformado con la llegada de un nuevo modelo de remuneración. El nuevo acuerdo con el seguro público de salud introduce el principio de una remuneración mixta, que comprende una parte de honorarios y una parte de margen comercial. Este cambio se acometerá de forma progresiva a partir de 2013, según confirma el director general del UNCAM -unión de aseguradoras de salud públicas-, Fréderic van Roekeghem. Un pago por actuación en la sustitución de genéricos donde el seguimiento de pacientes crónicos verá igualmente la luz.

Debido a la bajada de precio y de volúmenes de medicamentos dispensados en farmacia, el modelo actual está agotado. Dado que la tendencia se acentuará en los próximos años, como prevé el presidente de la Federación de sindicatos farmacéuticos de Francia (FSPF), Philippe Gaertner. Por otro lado, los principales candidatos a la elección presidencial ya han advertido que, una vez en el Elíseo, continuarán con la política de presión sobre el precio y reducción de las recetas. La farmacia no tiene otra elección que reformarse.

El final de un mundo

Sin embargo, existen oportunidades. Es en todo caso el sentimiento de Francis Mégerlin, decano de la Facultad de Farmacia de Paris Descartes: "es el final de un mundo, no es el final del mundo". "Hay que pasar a otro modelo", señala igualmente Olivier Delétoille, experto contable. Para él, es en momentos de crisis cuando se encuentran otras fuentes de ingresos, lo mismo si se piensa que, como en todo cambio, habrá perdedores y ganadores. Claude Le Pen, profesor de Economía en Paris Dauphine, considera por su parte que existen dos estrategias para salir: desarrollar otras actividades que la dispensación o encontrar ganancias de actividad.

De todos modos, el nuevo convenio es la ocasión de dar un paso. Pues una cosa parece segura, la evolución de la remuneración se acompañará de una ampliación del campo de acción del farmacéutico. Este convenio "nos considera como profesionales de la salud más allá de la dispensación", se felicita Gilles Bonnefond, presidente de la Unión de sindicatos de farmacéuticos de oficina (USPO). "La puesta en marcha de nuevas funciones, sin la oposición de los médicos, es posible, pero por etapas", precisa Frédéric van Roekeghem. El ministro de Salud es más optimista. Invitado a presentar el programa de salud del candidato Sarkozy en Pharmagora, Xavier Bertrand está seguro de que el papel de las farmacias será reforzado en los cinco próximos años. "Los farmacéuticos no se convertirán en médicos, pero tendrán un papel verdadero de complementariedad", subraya. Más aún, el ministro cree que el nuevo convenio será "un verdadero éxito" y marcará "una revolución silenciosa". "En veinte años, la farmacia funcionará siempre sobre las bases de este convenio", afirma Xavier Bertrand.

El capital en cuestión

Otro cambio anunciado por el ministro de Salud es la publicación del decreto que permite la creación de holdings de farmacia o sociedad de participaciones financieras de profesión liberal. Algunos querrían ir más lejos. Claude Le Pen cree así que la noción de propietario de farmacias es una cuestión que debe abordarse. "Es el próximo reto que la farmacia deberá afrontar", afirma el economista de la salud, para quien la apertura de capital ha ahorrado la hospitalización privada. Pascal Louis, presidente del Colectivo nacional de agrupaciones de farmacéuticos de oficina (CNGPO) se muestra a favor de una reorganización de la red. "Sobre el medicamento reembolsable, que representa el 80 por ciento de nuestra actividad, no tenemos nada más que ganar y no buscamos otra cosa que no perder", argumenta. Por el contrario, "en cuanto a la organización de la red, todo está por hacer". Y el presidente del CNGPO reformula su propuesta de farmacias filiales, como existe en Alemania. Así, un farmacéutico podría tener cuatro farmacias. Pero esto requería que el titular no sea necesariamente el dueño de la farmacia donde trabaja.

Las SISA, nuevo instrumento económico

Además de los proyectos futuros, la participación de las farmacias en las sociedades interprofesionales de atención ambulatoria (SISA) se ha convertido en una realidad. Un decreto publicado en el Boletín Oficial el 25 de marzo da en efecto luz verde al SISA. Se trata de un nuevo instrumento económico que permite la coordinación entre diferentes profesionales de salud, recuerda Brigitte Bouzige, vicepresidenta de la USPO. Previstos por la ley Fourcade, del 11 de agosto de 2011, las SISA ofrecen la posibilidad a ciertos profesionales de salud, entre ellos farmacéuticos, de ejercer en común actividades de coordinación terapéutica, educación terapéutica o de cooperación interprofesional.  Y de percibir, en contrapartida, una remuneración que "complementa la actividad profesional", precisa Brigitte Bouzige. En la práctica, los actores de las SISA establecen un proyecto de salud que responde a un protocolo muy riguroso. Este proyecto está cubierto por la agencia regional de salud (ARS), que acuerda los fondos (a menudo por paciente) para llevarlo a cabo. Los participantes en las SISA deciden la remuneración que acuerdan según el profesional de salud miembro de la sociedad.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 65
Tiempo de lectura: 6 minutos

Compartir

"Revolución silenciosa"Descripci�n de imagen

Xavier Bertrand está seguro de que el papel de las farmacias se reforzará en los cinco próximos años. "Los farmacéuticos no se convertirán en médicos, pero tendrán un papel verdadero de complementariedad", subraya. Más aún, el ministro cree que el nuevo convenio será "un verdadero éxito" y marcará "una revolución silenciosa". "En veinte años, la farmacia funcionará siempre sobre las bases de este convenio", afirma

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.