Jueves, 18 de agosto de 2022

Francia. La gravedad de la enfermedad es un factor de bloqueo de la sustitución en farmacia

Una encuesta identifica las principales dificultades para sustituir por medicamentos genéricos

París, 12 de mayo. El desarrollo de los medicamentos genéricos en Francia parece despegar. Ciertas moléculas, sin embargo, de gran potencial económico, no han cumplido todas sus promesas. La Consultoría Smart Pharma ha analizado el fenómeno para poner al día los últimos frenos a la sustitución en la farmacia a través de un estudio piloto.

Bien aceptados por los pacientes, los genéricos gozan de una imagen positiva. A pesar de ello, "existen todavía algunos puntos de resistencia específicos a ciertos principios activos", apunta Jean-Michel Peny, presidente de la Consultoría Smart Pharma. Esta sociedad acaba de realizar un estudio piloto a partir de situaciones precisas que permiten identificar los nuevos frenos a la sustitución. El estudio muestra especialmente que las advertencias de la Agencia francesa de seguridad de productos de salud (AFSSAPS) han jugado un papel de factor limitante en la sustitución del fentanilo (Durogesic) o de levotiroxina (Lévothyrox), al igual que la comercialización de genéricos a dosis diferentes de las del principio debido a la composición de sus sales (perindopril).

Jean-Michel Peny está igualmente interesado en el caso singular del clopidrogrel. El principal obstáculo para su sustitución es la protección hasta febrero de 2017 de la indicación de Plavix (y de su autogenérico clopidrogrel Winthrop 75 mg) en asociación con la aspirina en el síndrome coronario aguado.

"No sustituibles"

Esta protección de la indicación está acompañada de una cantidad con la mención de "no sustituible" o NS en las recetas asociadas de Plavix y Aspirina.

El estudio de Smart Pharma calcula así que cerca de tres recetas de Plavix de cada diez llevan esta mención frente a, por ejemplo, menos de una de cada diez de Mopral (0,8), Durogesic (0,6) o los principios a base de ibuprofeno (0,4). "De su lado, los farmacéuticos, informados por los visitadores de Sanofi y de Winthrop (renombrado recientemente como Zentiva), han tenido la tendencia a sustituir menos las recetas de Plavix por otros "blockbusters" genéricos, indica Jean-Michel Peny. Tanto que, subraya el presidente de la consultora, las farmacias que no respetan la protección de la indicación de Plavix comprometen su responsabilidad y se exponen a denuncias. "Observamos de todos modos que Ratiopharm (comprado por Teva en 2010) se comprometió en septiembre de 2009 a una acción de nulidad del prospecto sobre la indicación SCA, que le permite igualmente reivindicar esta indicación", asegura.

Responsabilidad comprometida

La débil penetración de ciertos genéricos se explica también por el comportamiento del farmacéutico. Por ejemplo, a pesar de que los titulares encuestados por Smart Phamra parecen sustituir el ibuprofeno sin preguntarse demasiadas cuestiones, dudan de la ventaja cuando se trata de clopidogrel y lo rechazan por completo cuando se trata de una prescripción de fentanilo. Más del 80 por ciento aseguran que jamás proponen el genérico de fentanilo. "La gravedad percibida de la enfermedad aparece como un elemento clave a la hora de oponerse a la sustitución de esta especialidad", comenta Jean-Michel Peny.

Esta hipótesis parece verificarse para la ribavirina, cuyos genéricos comienzan a llegar. Cerca de 7 de cada diez farmacéuticos declaran sus reticencias para sustituir esta molécula, especialmente por la gravedad de la patología, pero también debido a la escasa rotación del producto. Para complicar el asunto, la ribavirina entra en la composición de dos especialidades (Copegus y Rebetol) y en la creación de dos grupos genéricos, cada uno de ellos con un principio activo propio. "Una sustitución entre estos diferentes grupos genéricos comprometería la responsabilidad de los farmacéuticos ", precisa el presidente de Smart Pharma Consultoría.  La guinda sobre el pastel es que "aunque Copegus y Rebetol se coprescriben con los interferones pégylés alfa 2-a (Pegasys) y alfa 2-b (Viraferonpeg), la sustitución está también prohibida porque esta indicación goza de protección ", añade.

Los obstáculos a la sustitución de ciertos principios son todavía numerosos. Con el fin de no penalizar los oficinales, Jean-Michel Peny aboga simplemente por no someter en el TFR (sistema de precios de referencia) a las medicinas prescritas en enfermedades graves, aquellas para dosis de genéricos diferentes a los principios activos, en caso de grupos genéricos múltiples o en indicaciones protegidas. Son nuevos argumentos para los que pleitean contra la  generalización del TFR.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 51
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

ObstáculosDescripci�n de imagen

"La gravedad percibida de la enfermedad aparece como un elemento clave a la hora de oponerse a la sustitución de esta especialidad", comenta Jean-Michel Peny, presidente de la Consultora Smart Pharma.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.