Viernes, 2 de diciembre de 2022

Inglaterra. Los laboratorios en guerra contra la nueva política de precios del Gobierno

El Ejecutivo propone un sistema basado en el valor de los tratamientos, dando más peso en las decisiones a los grupos locales de médicos

1 de diciembre. Los laboratorios están negociando una subida de precios ante el plan de reforma que prepara el Gobierno inglés del actual sistema que expira en 2014.

Las compañías están también ponderando las propuestas para cambiar el modo en que comercializan medicamentos en el Servicio Nacional de Salud (NSH, en sus siglas inglesas), el sistema público de salud más grande del mundo, dado que las decisiones de compra las adoptarán los grupos locales de médicos en lugar de una agencia independiente.

Los cambios aumentarán el acceso de los pacientes a los nuevos medicamentos en el NHS y asegurarán que los fondos se gastan en productos que muestran un beneficio, aseguró el Gobierno. Las negociaciones con el Gobierno pueden finalizar retrasando la introducción de nuevos tratamientos, según los laboratorios. La promoción de fármacos entre los grupos locales de médicos pueden incrementar los costes de las compañías, según Alan Maynard, economista de la salud en la Universidad de York.

"El sector farmacéutico va a tener que reorientar su marketing y eso va a ser muy caro", asegura este experto. "La actual batalla no finalizará necesariamente con beneficios para todos".

Fundado en 1948, el NHS emplea a 1,7 millones de personas. Sólo la Armada de Liberación Popular de China, los almacenes Wal-Mart y los servicios ferroviarios indios emplean a más trabajadores, según el propio NHS. El servicio es el segundo de mayor gasto entre el Gobierno, con una cifra estimada de 161.000 millones de dólares para 2010-2011. Cerca de una quinta parte se utiliza para pagar medicamentos y otros suministros.

El Gobierno propuso en julio que los costes deberían basarse en el valor de los tratamientos prestados a los pacientes, suprimiendo las negociaciones con la industria. Bajo el actual sistema, las compañías fijan el precio y entonces remiten los datos clínicos a una agencia que decide si el medicamento es coste efectivo para financiarlo públicamente.

Las compañías reciben un 17 o 18 por ciento de retorno de las ventas del NHS bajo el actual sistema, conocido como Sistema de Regulación del Precio Farmacéutico (PPRS, en sus siglas inglesas), según datos de la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica.

Lilly advirtió al Departamento de Salud en julio que el cambio a un sistema de precios basado en el valor puede acarrear retrasos en el lanzamiento de medicamentos al mercado, según informó Bloomberg.

Posibles retrasos

La introducción del sistema de precios basado en el valor haría las decisiones del Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE) "algo redundante", según el subsecretario de Estado de Salud, Earl Howe. Las recomendaciones o rechazo de un medicamento por parte del NICE condicionan las decisiones de compra del NHS.

Con las nuevas propuestas, los 145 directores regionales de los entes financiadores de Atención Primaria serán remplazados por grupos locales de médicos en 2014, también conocidos como consorcio de médicos de familia, que decidirán qué medicamentos se compran para los pacientes. Está previsto que se creen entre 200 y 500 nuevos consorcios.

"Estamos afrontando un entorno completamente diferente dentro de los próximos años", sostiene Richard Barker, director general de la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica. La industria necesita reforzar su fuerza de marketing y ventas para tender vínculos conforme se creen las nuevas entidades.

El Gobierno señaló el 20 de octubre que la revisión del gasto incrementará el gasto del NHS un 0,4 por ciento en términos reales, dado que la economía británica afronta una recuperación más lenta de la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. El Reino Unido prevé tener un déficit presupuestario de 148.500 millones de libras en 2011, según la Oficina presupuestaria.

En la última década, los fondos del NHS se incrementaron un siete por ciento anual por encima de la inflación, según el portavoz de Salud del Partido laborista, John Healey. Incluso entonces, el gasto en medicamentos "tenía que controlarse de alguna forma".

El concepto de precios basados en el valor atrae intelectualmente, pero es un salto al vacío cuando la financiación en el NHS pasa por la mayor restricción desde 1950", explicó Healey.  

Fuente: Bloomberg

Índice

Portada Nº 46
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Plan liberalizador

Descripci�n de imagen

El Gobierno danés presenta un plan económico que plantea la venta de medicamentos en droguerías, supermercados, gasolineras y oficinas de correo, así como el envío directo a los pacientes como modelos alternativos de dispensación en zonas rurales.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.