Miércoles, 10 de agosto de 2022

Alemania. Las farmacias alemanas están hasta las narices de que las desplumen

Los recortes del Gobierno, junto con la competencia de droguerías y cadenas de descuento enciende a la farmacia alemana 

18 de octubre. El salon Expopharm, tradicional cita de la farmacia alemana que acaba de celebrarse en Munich paralelamente al congreso anual de los farmacéuticos, se ha visto sorprendido este año por la perspectiva de un nuevo recorte sobre sus ingresos, que podría llegar hasta los 23.000 euros por oficina, y traducirse en varios centenares de cierres en los próximos cinco años.

La obsesión de los farmacéuticos, que les ha impulsado a lanzar estos días una gran campaña de comunicación con el lema "Dejad de desplumar a las farmacias", proviene de una reforma del margen de los mayoristas, que será reemplazado el 1 de enero por un honorario de 60 céntimos más 1,7 por ciento por envase. La reforma prevé ahorrar 500 millones de euros al año a la seguridad social.

Los mayoristas han anunciado ya que esta suma, que corresponde a más del doble de su beneficio total, no podrá ser pagada más que reduciendo drásticamente las entregas en la farmacia. Estas perderán pues 500 millones de euros, 23.000 euros por oficina, las más pequeñas serán las más afectadas, pues esta cantidad afectará directamente los ingresos de los titulares, que oscilan actualmente entre 70.000 y 80.000 euros al año, en una cifra de negocio media de 1,8 millones de euros. Los farmacéuticos se baten pues para lograr la supresión de esta medida y recriminan a los mayoristas que es el Gobierno el responsable de esta situación.

Mientras tanto, los farmacéuticos alertan a los políticos enviando correos y poniendo carteles en sus oficinas. Temen tener que suprimir ciertos servicios, incluidas guardias de noche o de fin de semana, por razones económicas. Distribuyen chapas y cartas con el mismo eslogan, esperando todavía una modificación de la reforma, que debe ser adoptada finalmente en las próximas semanas.

Contexto de morosidad

Esta reforma se inscribe en un contexto de creciente morosidad, con un número mayor de farmacias cuyos ingresos están estancados o disminuyendo. En la actualidad, cerca de un cuarto de los titulares ganan menos en sus oficinas que lo que ganarían si fuesen adjuntos en una farmacia.    

Farmacias "easy apotheke"

Otra de las tendencias es el rápido desarrollo de las farmacias "easy apotheke". Estas oficinas, franquiciadas y estandarizadas, se parecen a las tiendas de grandes descuentos y basan toda su estrategia en precios bajos: "en Francia, explica un comercial del grupo, todavía se hacen las compras con sentido, pero aquí, sólo el precio cuenta: puede ser una pena, pero son dos mentalidades diferentes". Mientras tanto, los ‘easy apotheke' son ya 54 y continúa su rápida progresión, en particular en Berlín y en el norte del país.

La competencia de los pick-up

El Congreso también ha abordado el problema de los pick-up, depósitos de recetas en las droguerías, asociadas a farmacias situadas en general en Holanda por razones de precio. El sistema, poco desarrollado todavía, invita a los pacientes a depositar sus recetas en las droguerías participantes, que a su vez las trasladan a las farmacias asociadas, para entregar a los pacientes más tarde sus productos en la droguería pero más baratos que en la farmacia. Los farmacéuticos habían conseguido de forma laboriosa hacer prohibir los pick-up en primavera por razones de seguridad, antes de que fuesen autorizados de nuevo por razones jurídicas semanas más tarde. La profesión se muestra dividida sobre esta cuestión.

Mientras los sindicatos y la Orden, reunidos en el seno de la Asociación federal de farmacéuticos (ABDA) han reclamado de nuevo la prohibición total de los pick-up, el mayor grupo independiente de oficinas, Linda, con 1.300 grandes farmacias, ha anunciado hace unos días su decisión de lanzarse a esta actividad. En la práctica, los clientes de las farmacias Linda podrán, si desean, depositar sus recetas en una de estas farmacias, que pedirá a su vez los productos a la farmacia holandesa Montanus, y los tendrá a disposición de sus clientes 48 horas más tarde. Los clientes pagarán así sus medicamentos a tarifa holandesa y no alemana, gracias a la diferencia de 13 puntos del IVA entre los dos países. Podrán así ahorrarse 10 euros por envase, es decir, la cantidad actual de la participación de los asegurados en la mayoría de las prescripciones. Por el contrario, serán inmediatamente atendidos si compran el medicamento alemán disponible en la farmacia.

Para los responsables de Linda, este sistema corresponde a una verdadera demanda y evitará al paciente ir a comprar los medicamentos en Internet o en las droguerías que hacen el pick-up con las mismas reglas. Para la Orden y los sindicatos, por el contrario, esta práctica puramente comercial perjudica al conjunto de los farmacéuticos. Además, las organizaciones farmacéuticas oficiales agrupadas en el seno de ABDA han descubierto hace algunos días que la logística utilizada por Linda para desarrollar los pick up habían sido vendida por una sociedad dependiente justamente de ABDA, lo que ha sido una ocasión para lavar la ropa sucia en público en el congreso.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 44
Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir

"Easy apotheke"

Descripci�n de imagen

Estas oficinas, franquiciadas y estandarizadas, se parecen a las tiendas de grandes descuentos y basan toda su estrategia en precios bajos y en el acceso directo de los pacientes a los fármacos.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.