Domingo, 25 de febrero de 2024

Día Mundial del Asma: ¿Qué esperan los pacientes de los farmacéuticos?  

La detección de síntomas tempranos, el manejo correcto de los inhaladores y la adherencia a los tratamientos, claves asistenciales para prevenir y controlar una enfermedad de gran incidencia, como indica la cifra de inhaladores dispensados en 2023

Madrid, 28 de abril. La intervención profesional del farmacéutico en la detección del paciente asmático y en el posterior control y seguimiento de los tratamientos contra el asma es una de las claves asistenciales para abordar esta enfermedad y mejorar los resultados en salud.

Coincidiendo con el Día Mundial del Asma, que se celebra el próximo 2 de mayo, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) quiere visibilizar el impacto de esta patología y resaltar el relevante papel que juega el farmacéutico a la hora de detectar de forma precoz el asma, una de las enfermedades respiratorias crónicas más comunes.

Adecuar los tratamientos prescritos para esta patología y formar también al paciente en el conocimiento de la enfermedad y el manejo correcto de los inhaladores son otras actuaciones farmacéuticas que permiten mejorar la tasa de cumplimiento de la medicación y obtener así mejores resultados terapéuticos.

Cerca del 5 % de la población española sufre asma, según datos del Ministerio de Sanidad, cifras que se han incrementado durante los últimos años hasta llegar a afectar al 8-10% de la población, según las encuestas de prevalencia de asma en la Comunidad de Madrid. La Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria indica que se trata de la enfermedad crónica no transmisible más común de las vías respiratorias en la infancia al afectar a uno de cada diez niños.

El asma es una enfermedad crónica no transmisible, de causa alérgica en el 80 % de los casos, caracterizada por la obstrucción reversible de las vías aéreas. Se manifiesta con su inflamación y el aumento de su capacidad de respuesta a diversos estímulos (hiperactividad bronquial), que provoca crisis asmáticas de intensidad variable que cursan con tos, pitidos o sibilancias, dificultad respiratoria o disnea y opresión torácica.

Al tratarse de una afección que se puede controlar y prevenir la aparición de crisis asmáticas, la intervención del farmacéutico ofrece una garantía en la adecuación, cumplimiento, efectividad y seguridad de los tratamientos prescritos por el médico, así como en la detección de síntomas tempranos, efectos adversos y faltas de adherencia, objetivos de salud prioritarios para prevenir la enfermedad y fomentar el autocuidado del ciudadano.

¿Qué esperan los pacientes con asma de los farmacéuticos?

“Los pacientes buscan no sólo la simple compra de medicamentos, sino recomendaciones profesionales y resolución de dudas”, señala Mariano Pastor, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (FENAER), quien destaca al farmacéutico como “un gran aliado del paciente crónico, porque es un profesional cercano y regular en su relación con el sistema sanitario y sus recomendaciones e indicaciones suponen un importante apoyo”.

También considera “muy conveniente trabajar en una colaboración estable y regular entre las oficinas de farmacia y las asociaciones de pacientes que contribuya a mejorar el diagnóstico e incrementar la adherencia a los tratamientos”.

En su opinión, “sería interesante, por ejemplo, facilitar la organización conjunta en las propias oficinas de farmacia de iniciativas de formación para pacientes sobre el uso de inhaladores, tratamientos o hábitos que ayuden a mejorar la adherencia y el control de la enfermedad”, una acción que pondría en valor la colaboración entre pacientes y farmacéuticos para mejorar el diagnóstico, la adherencia a los tratamientos y el control de la enfermedad, subraya.

Su papel en el uso correcto de los inhaladores, en diferenciar los distintos tipos y explicar el funcionamiento de las cámaras de inhalación o al identificar posibles efectos secundarios de los tratamientos son otros aspectos valorados por los pacientes.

“Los farmacéuticos pueden tener un papel fundamental en la detección de posibles casos de asma no diagnosticado mediante el reconocimiento de síntomas, algo muy importante si se tiene en cuenta que hablamos de una patología que presenta un índice de infra diagnóstico del 50 %, recuerda Mariano Pastor.

Derivación al médico para su diagnóstico

Como profesional sanitario cercano y accesible a la población, los farmacéuticos de oficina de farmacia se encuentran en disposición de detectar de forma precoz al paciente asmático, ya que puede valorar la demanda reiterada de medicación para aliviar la sintomatología respiratoria, y recomendar la derivación al médico para su diagnóstico.

El seguimiento farmacéutico, en colaboración con el resto de los profesionales sanitarios, resulta también fundamental para controlar y prevenir la aparición de crisis asmáticas, contribuyendo así a reducir el número de consultas médicas, urgencias e ingresos hospitalarios por asma.

Otra de las áreas donde los farmacéuticos pueden incidir es en el cumplimiento de los tratamientos prescritos por el médico. Cerca de la mitad de los pacientes con asma no cumpliría de forma adecuada el tratamiento. Hay que recordar que las tasas de adherencia en enfermedades crónicas, como el asma, no superan el 50% en los países desarrollados, según la Organización Mundial de la Salud, lo que se traduce en un mal control de la enfermedad y en peores resultados en salud.

La información sobre los tratamientos y el consejo profesional que proporciona el farmacéutico son también esenciales para implicar al paciente en su propio cuidado y optimizar el uso de estas terapias, muchas de ellas complejas por su forma de administración.

Un estudio de la Health Outcome Pharmacies Cooperative, en Columbia Británica (Canadá), citado por el Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos, reveló que la intervención del farmacéutico en el seguimiento y control de la enfermedad de 450 pacientes con asma no controlada, frente a los cuidados normales, redujo cada mes en un 77 % el número de consultas médicas, en un 81% las visitas a urgencias, en un 50 % las hospitalizaciones, en un 72 % los días perdidos por baja laboral y en un 57 % los costes totales asociados.

Administración correcta del inhalador

Conocer bien el dispositivo y la forma de aplicación del inhalador es el primer paso para garantizar el cumplimiento del tratamiento y conseguir su objetivo. Al menos, la mitad de los pacientes toman menos del 75 % de la medicación inhalada prescrita, según distintos estudios.

“Es muy importante que el paciente sepa cómo utilizar los inhaladores correctamente y que consulte las dudas acerca de su uso, funcionamiento, manejo con su farmacéutico, ya que de ello depende que el medicamento sea completamente eficaz”, explica Rebeca González Ginés, farmacéutica del Servicio de Información Técnica del COFM.

La administración de medicamentos por vía inhalatoria permite depositar el principio activo directamente en las vías respiratorias. Precisa de una menor dosis y su efecto es más rápido que si se toma por vía oral. Sus efectos secundarios son, además, menos frecuentes que con los tratamientos orales.

En el caso de las gotas y nebulizadores nasales a presión, la inspiración de la solución o suspensión del principio activo debe efectuarse en posición vertical, tapando simultáneamente el orificio nasal contrario al de la aplicación.
Si se trata de un nebulizador nasal no presurizado, es importante accionar el nebulizador de forma enérgica para liberar adecuadamente el medicamento, recuerda Rebeca González.

Estos consejos farmacéuticos se pueden descargar en el siguiente enlace.

Incremento de inhaladores dispensados

La prevalencia de esta enfermedad va en aumento, como apunta la dispensación de inhaladores en las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid. Tras los dos primeros años de la pandemia (2020 y 2021), donde el crecimiento fue plano o negativo, en 2022 se dispensaron un total de 2,2 millones de envases de medicamentos incluidos dentro del subgrupo terapéutico R03 (Agentes contra padecimientos obstructivos de las vías respiratorias), un 10,5 % más que el año anterior. Esta tendencia al alza se ha acentuado en el primer trimestre del año, donde se observa una subida del 13,6 % en el número de envases dispensados respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos obtenidos por el Departamento de Farmaeconomía del COFM.

Tres de cada cuatro dispensaciones corresponden a adrenérgicos inhalados para uso sistémico, entre los que se encuentran principios activos de gran consumo como el salbutamol. Este broncodilatador, indicado para tratar el asma bronquial y la enfermedad obstructiva crónica, se ha convertido en el grupo terapéutico con el mayor número de envases dispensados en la Comunidad de Madrid, con un total de 950.195 en 2022.

Otros tratamientos del mismo grupo terapéutico, como el formoterol combinado con budesónida, también registran repuntes en el primer trimestre del año, con un 17,8 % más de dispensaciones. Incrementos de dos dígitos se observan, además, en el uso de vilanterol con fluroato de fluticasona y el formoterol con beclometasona. En los primeros tres meses del año, las farmacias madrileñas han dispensado 650.787 envases de adrenérgicos inhalados, un 14,8 % más que en el primer trimestre de 2022.  

Las dispensaciones de otros inhalatorios como la budesónida, el bromuro de ipratropio o el Montelukast, entre otros, también se encuentran entre los medicamentos respiratorios de mayor crecimiento.
 

Índice

Portada Nº 194
Tiempo de lectura: 8 minutos

Compartir

Más inhaladores dispensados

La prevalencia del asma va en aumento, como apunta la dispensación de inhaladores en las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid. Tras los dos primeros años de la pandemia (2020 y 2021), donde el crecimiento fue plano o negativo, en 2022 se dispensaron un total de 2,2 millones de envases de medicamentos incluidos dentro del subgrupo terapéutico R03 (Agentes contra padecimientos obstructivos de las vías respiratorias), un 10,5 % más que el año anterior. Esta tendencia al alza se ha acentuado en el primer trimestre del año, donde se observa una subida del 13,6 % en el número de envases dispensados respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos obtenidos por el COFM.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2024.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso del sitio web y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias sobre la base de un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Política de cookies.