Domingo, 23 de junio de 2024

Humberto Arnés: "SIGRE ha encontrado en la profesión farmacéutica el mejor embajador para sensibilizar a la población sobre el respeto del medio ambiente"

El consejero delegado de SIGRE aborda los retos que afronta la cadena del medicamento, el rol de la farmacia y los últimos cambios previstos en la legislación, como la eliminación de los prospectos en papel o las nuevas obligaciones sobre envases comerciales

Madrid, 31 de marzo. Humberto Arnés es una de las personas clave del sector farmacéutico que más ha marcado su evolución en los últimos 20 años. Director general de Farmaindustria entre 2001 y 2022, actualmente es el consejero delegado de SIGRE, el gran proyecto de colaboración que agrupa a la industria farmacéutica, las farmacias y la distribución farmacéutica en el objetivo del reciclado de los medicamentos y sus envases. Gracias a su liderazgo desde 2001, SIGRE se ha convertido en un modelo y referente internacional de gestión medioambiental de los envases y restos de fármacos que se generan en los hogares. En esta entrevista, aborda los retos que afronta la cadena del medicamento, el papel de la farmacia y los últimos cambios previstos en la legislación, como la eliminación del papel en los prospectos de los medicamentos, en el cuestionario planteado por Digital Farmadrid.

¿Se han alcanzado los objetivos marcados por SIGRE en 2001?

SIGRE nació con dos objetivos: medioambiental y sanitario. El primero de ellos, porque la recogida selectiva y el correcto tratamiento de los residuos de medicamentos y sus envases de origen doméstico evita que éstos acaben llegando a nuestros ecosistemas, con el consecuente perjuicio para nuestro entorno; y el sanitario, porque fomenta la revisión periódica del botiquín para evitar la acumulación innecesaria de medicamentos y la tentación de una automedicación incontrolada. Ambos objetivos, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, los consideramos más que cumplidos, gracias a la colaboración de la industria farmacéutica, las farmacias y las distribución. 

A lo largo de estas más de dos décadas, y gracias a la concienciación y colaboración de los ciudadanos, al esfuerzo conjunto efectuado por los agentes del sector y a las autoridades sanitarias y medioambientales, se ha logrado que el hábito de reciclar residuos de medicamentos de origen doméstico esté ya plenamente implantado en el 86% de los hogares de nuestro país. En este hito, quiero destacar cómo SIGRE ha encontrado en la profesión farmacéutica el mejor embajador para sensibilizar a la población sobre el respeto del medio ambiente como base para cuidar nuestra salud. Con su participación en SIGRE, los farmacéuticos han reforzado su habitual faceta de asesoramiento sobre el uso adecuado de los medicamentos, al incorporar la revisión periódica del botiquín doméstico y la entrega en el Punto SIGRE de los restos de medicación caducada o que ya no sea necesaria, así como de los envases vacíos al finalizar un tratamiento, para posibilitar después su tratamiento medioambiental. 

Tras más de veinte años, SIGRE se ha configurado como el sistema de gestión de reciclado de medicamentos más completo de Europa gracias a la participación de todo el sector, industria, distribución y farmacias, a la supervisión y tutela ejercida por las autoridades medioambientales, a los planes empresariales de prevención que desarrolla, a sus campañas de concienciación y a la existencia de una planta de clasificación de envases y residuos de medicamentos, pionera y referencia mundial, dotada de un elevado grado de automatización y herramientas de inteligencia artificial que ofrece altos porcentajes de reciclado de materiales de envases recuperados. A la vista de esta trayectoria, podemos sentirnos orgullosos de los resultados alcanzados por esta iniciativa conjunta de toda la cadena del medicamento. Pero no debemos conformarnos, máxime en un sector como el nuestro, comprometido con la salud pero también con el bienestar del planeta.

¿Cómo traduciría en datos el resultado de esta alianza sectorial en la Comunidad de Madrid?

SIGRE acaba de presentar a las autoridades ambientales su informe anual de actividad 2022, en el que se recoge que cada madrileño depositó en el Punto SIGRE de la farmacia 107,52 gramos de envases vacíos o con restos de medicamentos, frente a los 104,40 gramos de media nacional. Esto supone un incremento respecto del año anterior cercano al 5%, con cifras de recogida ya superiores a niveles pre pandemia. 

Por otro lado, no hay que olvidar que Madrid representa en torno al 15% de la población española y posee alrededor del 13% de las farmacias y del 25% de las compañías farmacéuticas implantadas en nuestro país, y que, por tanto, debe atribuirse a esta comunidad un porcentaje importante de los logros de SIGRE desde su creación. Solo ciñéndonos al reciclaje de los materiales de los envases, desde un punto de vista medioambiental, los beneficios obtenidos son numerosos a lo largo de estos años. Como muestra, basten estos datos: se ha permitido evitar la tala de 180.000 árboles, lo que equivale a diez parques del Retiro madrileño o ahorrar energía equivalente al consumo anual de una ciudad de unos 100.000 habitantes.

Asimismo, como entidad responsable de coordinar los Planes Empresariales de Prevención de envases del sector farmacéutico (PEP), hemos también remitido el Segundo Informe de Seguimiento del PEP 2021-2023. Este documento recoge los esfuerzos realizados por la industria farmacéutica para conseguir minimizar el impacto ambiental de los envases de medicamentos, logrando así que sean cada vez más ecológicos y sostenibles. En 20 años se han culminado con éxito siete Planes Empresariales de Prevención de envases y aplicado casi tres mil iniciativas de ecodiseño para reducir el peso de los envases farmacéuticos en más de un 25 % y facilitar el reciclado del 70% de los materiales de embalaje. Pese a la dificultad para introducir mejoras en unos productos tan delicados como los medicamentos, cada año se ponen en el mercado español cerca de 500 millones de unidades de fármacos con alguna mejora ambiental en su envase, lo que representa un tercio del total.

¿Qué retos se plantea esta entidad a futuro en la gestión de los residuos de medicamentos y sus envases?

En 2023 un tsunami normativo ha modificado completamente la gestión de los residuos de envases en nuestro país. La nueva Ley de residuos y el Real Decreto de envases aprobados en 2022, éste último en diciembre, son normas muy ambiciosas, que incorporarán nuevas obligaciones para seguir avanzando hacia una economía circular. 

Por un lado, desde SIGRE estamos trabajando en adaptar nuestro sistema a los cada vez más exigentes requerimientos que establece la nueva normativa, con objetivos específicos para los medicamentos. Las nuevas obligaciones alcanzan a los residuos de envases comerciales de medicamentos que se generan en los más de 150.000 centros sanitarios repartidos por toda la geografía española.  Desde SIGRE estamos ya trabajando y colaborando con la industria farmacéutica para establecer el sistema más eficiente para abordar la gestión de estos envases a partir del 1 de enero de 2025, lo que representa un cambio muy importante que acarreará nuevas cargas organizativas y financieras.

Hacer frente a esos cambios es efectivamente un desafío enorme, pero creemos que SIGRE está en disposición de ofrecer una solución al sector y repetir con esta tipología de envases, los comerciales, la historia de éxito que protagonizamos en 2001 para los envases domésticos.

Por otro lado, estamos convencidos de que las nuevas obligaciones legales no solo son un reto, como decía, sino también la oportunidad de consolidar la sólida alianza que a través de SIGRE han formado la industria, las farmacias y la distribución, que puede ayudar a resolver otros problemas del sistema nacional de salud que nos conciernen y seguir mostrando a la sociedad el firme compromiso con la sostenibilidad y el medioambiente de todo el sector farmacéutico.

¿Cómo se puede potenciar el papel que juega la red de oficinas de farmacia en el sistema SIGRE y dónde cabe incidir más para promover una mayor concienciación del ciudadano? ¿Debe promoverse con más frecuencia la revisión de los botiquines que tenemos en casa?

De acuerdo al último sondeo realizado para SIGRE, el 94% de los ciudadanos y el 99% de los farmacéuticos afirman, sin ningún género de dudas, que las farmacias son el mejor lugar para ubicar el Punto SIGRE. De igual forma, un 94% de los farmacéuticos muestra una implicación activa en el funcionamiento del sistema, declarando que anima a sus clientes a depositar en el Punto SIGRE los envases vacíos y con restos de medicamentos. Este elevado nivel de compromiso con SIGRE por parte de los farmacéuticos nos invita a seguir generando sinergias y palancas con todos ellos, a través de sus órganos colegiados, para canalizar, potenciar y dar valor al trabajo de estos profesionales en favor de la sociedad y del planeta. En este ámbito, el fomento de la revisión periódica del botiquín doméstico es uno de los objetivos socio-sanitarios de SIGRE. Se hace muy necesario mejorar la utilización de los medicamentos y su conocimiento, así como informar, formar y fomentar la adecuada gestión ambiental de los residuos de los mismos a través del Punto SIGRE de las farmacias.

¿Qué opina de la posibilidad de eliminar los prospectos en papel de los medicamentos planteada en la reforma de la legislación farmacéutica que impulsa la Comisión Europea? ¿Cómo se puede acometer esa digitalización sin dejar a ningún paciente atrás?

Desde un punto de vista exclusivamente medioambiental lo más óptimo parece ser poner un código QR o similar que permita consultar toda la información del prospecto sin tener que recurrir al consumo de papel y tintas. Pero no olvidemos que los ODS de la Agenda 2030 deben alcanzarse sin dejar a nadie atrás, como en este caso podrían ser aquellos colectivos que sufren la denominada “brecha digital”, y que es más acusada en las personas mayores, precisamente quiénes son los mayores consumidores de medicamentos. Por lo anterior, y hasta que no se aborde con éxito la digitalización de los grupos de mayor edad, quizás la mejor solución sea la convivencia de un formato híbrido, donde lo electrónico y el papel convivan.

¿En qué otros ámbitos cabría una colaboración tan exitosa como SIGRE entre todos los agentes de la cadena del medicamento?

Dentro del sector, podemos citar la creación del Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVeM) como otro gran proyecto colaborativo entre laboratorios farmacéuticos, distribuidores y farmacias que han hecho de España un país de referencia europeo en cumplir con la Directiva Europea de Medicamentos Falsificados y su Reglamento Delegado, con el objetivo de que ningún fármaco falsificado pueda entrar en la cadena oficial del medicamento. La colaboración exitosa como la que se da en SIGRE o SEVeM puede ser efectiva y servir de modelo en cualquier sector en el que múltiples actores trabajen juntos para lograr objetivos comunes.

Juan Marqués
 

Índice

Portada Nº 193
Tiempo de lectura: 9 minutos

Compartir

Prospectos de papel

"Desde un punto de vista exclusivamente medioambiental lo más óptimo parece ser poner un código QR o similar que permita consultar toda la información del prospecto sin tener que recurrir al consumo de papel y tintas. Pero no olvidemos que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 deben alcanzarse sin dejar a nadie atrás, como en este caso podrían ser aquellos colectivos que sufren la denominada “brecha digital”, y que es más acusada en las personas mayores, precisamente quiénes son los mayores consumidores de medicamentos. Por lo anterior, y hasta que no se aborde con éxito la digitalización de los grupos de mayor edad, quizás la mejor solución sea la convivencia de un formato híbrido, donde lo electrónico y el papel convivan".

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2024.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso del sitio web y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias sobre la base de un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Política de cookies.