Martes, 16 de agosto de 2022

Francia avanza un plan de remuneración a cinco años de nuevos servicios farmacéuticos  

Sindicatos y aseguradoras acuerdan un texto que fija un canon profesional por vacunar, cribar enfermedades, apoyar a embarazadas o facilitar la teleconsulta en farmacia, entre otras prestaciones  

París, 9 de marzo. El trabajo realizado durante más de cuatro meses entre los seguros de salud y los dos sindicatos mayoritarios de farmacéuticos ha dado como resultado un nuevo contrato farmacéutico que compromete a la profesión para los próximos cinco años. 

Ambicioso, el texto de 167 páginas refrenda el papel de salud pública del farmacéutico y aumenta sus funciones en prevención, apoyo al paciente, como primer recurso sanitario y mejora del uso adecuado de los productos sanitarios. El acuerdo también prevé su participación en el cambio digital y en cuestiones ambientales, donde el seguro nacional de salud y los seguros complementarios de salud invertirán cerca de 130 millones de euros

“Es un acuerdo ambicioso ya que consagra una serie de cambios en el papel del farmacéutico”, destaca Thomas Fatôme, director general de la Caja Nacional del Seguro de Enfermedad (CNAM). “Se basa en una gran inversión con un presupuesto de algo más de 100 millones de euros para el seguro médico obligatorio y 22 millones de euros para el seguro médico complementario. Hemos incluido una cláusula de revisión en el segundo semestre de 2023 para avanzar en los proyectos que hemos identificado y hacer balance de la economía farmacéutica para los próximos años”.

Tanto la Federación de Sindicatos Farmacéuticos de Francia (FSPF) como la Unión de Sindicatos de Farmacéuticos Comunitarios (USPO) han acogido con satisfacción este nuevo contrato que aclara y desarrolla el papel y las funciones del farmacéutico para los próximos cinco años. 

El documento recoge las principales funciones y la remuneración asociada. Para algunas de ellas, que se implementarán rápidamente, este año se pagará una remuneración excepcional para no retrasar su implementación. De hecho, es necesario un período de seis meses entre la firma del texto contractual y el establecimiento de la tarifa por servicio.

Puntos principales

Inmunización. Convertida en uno de los emblemas del compromiso de los farmacéuticos en la lucha contra la COVID, la vacunación en la farmacia ve ampliado el campo de competencia de la profesión. La retribución prevista en el convenio es de 7,50 euros por vacunación contra la gripe; para el resto de vacunas es de 7,50 euros previa presentación de receta y de 9,60 euros cuando el farmacéutico es el propio prescriptor.

Detección precoz. La entrega del kit de cribado de cáncer colorrectal a cualquier paciente de entre 50 y 74 años, siempre que no sea de alto riesgo, está retribuida con 5 euros hasta el 31 de diciembre de 2023. A partir del 1 de enero de 2024, el farmacéutico recibirá 3 euros por la entrega del kit y 2 euros adicionales si el paciente se realiza la prueba.

Para facilitar la intervención de la mujer en el manejo de la cistitis aguda simple, el farmacéutico puede emitir una tira reactiva de orina y realizar su análisis, tanto si la paciente acude espontáneamente a la farmacia como si es derivada por un médico. La retribución por este acto será de 5 euros, más 1 euro por la tira.

Dispensación adaptada. Esta intervención debería extenderse en julio a determinados productos sanitarios para tratamientos a largo plazo como tiras de glucómetro, apósitos y suplementos nutricionales orales. En esta fecha, los socios contractuales deben efectivamente hacer un balance de los dos años de implementación de este acto y potencialmente revisar los métodos de su valoración.

Apoyo a mujeres embarazadas. Para concienciar a estas pacientes del riesgo asociado al consumo de sustancias teratogénicas o fetotóxicas (drogas, alcohol, complementos alimenticios, fitoterapia, aromaterapia, etc.) durante el embarazo, el convenio establece una breve entrevista farmacéutica. Esta misión deberá comenzar 6 meses después de la firma del convenio y se abonará a 5 euros. La entrevista podrá extenderse, en una segunda fase convencional, a embarazos de alto riesgo.

Teleconsulta en la farmacia. El equipamiento básico está cubierto hasta 1.225 euros, luego la remuneración -decreciente- se hará en cuotas de 5 teleconsultas y tendrá un tope de 750 euros anuales. Los socios contractuales han acordado estudiar el cambio hacia una tarifa por servicio individualizada.

Empaquetado trimestral. Un punto que estuvo a punto de descarrilar el acuerdo porque la FSPF se opuso formalmente a una bajada de la cuota de 2,70 euros a 2,55 euros. El seguro público finalmente se puso del lado de los sindicatos, pero eliminó las píldoras anticonceptivas de la lista de paquetes trimestrales que dan lugar a esta tarifa. La USPO lamenta que la ganancia para la red solo llegue al final a un millón en comparación con la versión inicial del seguro de salud. Esta medida entrará en vigor el 1 de enero de 2023.

Entrega a domicilio. Está condicionada a la coordinación de cuidados ya que sólo puede realizarse en el marco del programa de retorno a casa (PRADO). Se le abonará hasta 2,50 euros con el límite de cinco dispensaciones a domicilio al día. Para la USPO, se trata de una remuneración insuficiente. "Ni siquiera es el precio de La Poste o Uber, mientras prescindimos de los consejos", declara su presidente, Pierre-Olivier Variot, que lo ve como “una aberración a la hora de generalizar el principio hacia el que ir".

Salud Digital. Este servicio se enmarca en el contexto de la generalización de "Mi espacio de salud" y se basa en cinco indicadores básicos: participar en un ejercicio coordinado, disponer de un software referenciado por Ségur y certificado por la Alta Autoridad de Salud, no haber sido condenado por fraude y, a partir de 2024, el uso de receta electrónica para el 70% de la dispensación. Este quinto indicador no tiene sentido para Pierre-Olivier Variot, quien señala que los farmacéuticos no tienen control sobre la elección de los médicos que recetan electrónicamente.

Uso adecuado de productos sanitarios. Este nuevo servicio tiene cinco indicadores, dos de los cuales deben cumplirse para activar el pago. Se trata, ante todo, de la adhesión al enfoque de calidad establecido por el Comité de Farmacia de Alta Calidad. Si el farmacéutico realiza la autoevaluación propuesta, se suscribe a un boletín y realiza un programa para mejorar la calidad de la práctica, cobra 100 euros al año. También está condicionado a lograr una tasa de sustitución genérica de al menos el 85%.

Los otros tres indicadores son la estabilidad de la entrega de genéricos de la misma marca a personas mayores de 75 años, la tasa de uso del motivo de emergencia cuando la sustitución no es posible y la penetración genérica de moléculas objetivo. El importe vinculado a este último indicador tendrá un “tope” durante los dos primeros años de 10 millones de euros anuales. Esto puede ser un problema con los anticoagulantes orales directos son genéricos, señala Pierre-Olivier Variot. En el tercer año, esta función desaparecerá debido al artículo 66 de la Ley de Financiación de la Seguridad Social (LFSS) para 2019, que dejará a los farmacéuticos "fuera del circuito".

Puntos para revisar

Dispensación de medicamentos caros. Si afortunadamente se ha retirado la idea de rebajar el último tramo del margen en medicamentos caros de 96,60 a 44 euros, los seguros sanitarios insisten en que la dispensación de medicamentos por encima de los 300 euros sea más segura. En la práctica, el farmacéutico consultará sistemáticamente el espacio de salud del paciente para comprobar las prescripciones anteriores o, en su defecto, consultará con el médico prescriptor. ¿Y si no se puede localizar inmediatamente al prescriptor, a menudo en el hospital? “¿Qué hacer con una persona que padece cáncer o una persona que ha sufrido una exposición accidental a sangre (BEA): le vamos a decir que vuelva en dos días a tomar su tratamiento profiláctico para el VIH?, pregunta Pierre-Olivier Variot. La USPO solicita la retirada de este texto tal como está, incluso si eso significa reelaborarlo en asociación con asociaciones de médicos y pacientes.

Farmacéutico corresponsal. Este estatus da lugar a una retribución de 1 o 2 euros por paciente según el número, con un tope de 500 euros anuales. Sin embargo, solo se reconoce en áreas con escasos recursos sanitarios, como ZAC (áreas de acción complementaria) y ZIP (áreas de intervención prioritaria). Una paradoja haber puesto esta herramienta de coordinación en desiertos médicos, subraya Pierre-Olivier Variot.

Dispensación por unidad. Opcional, esta misión nunca ha ganado el apoyo de la profesión y su baja remuneración (1 euro) con un tope de 500 euros al año no incentivará su implementación.

Manejo de infecciones urinarias. A la USPO le hubiera gustado que los farmacéuticos pudieran ayudar a los pacientes con cistitis aguda simple más allá de la detección y que estuvieran autorizados a recetar Monuril. “Necesitamos una modificación de los textos normativos que supeditan esta dispensación a la pertenencia del farmacéutico a un centro sanitario multidisciplinar, lo que es contrario a la igualdad de trato de las mujeres”, denuncia Pierre-Olivier Variot.

Medicamentos biosimilares e híbridos. Todavía no se ha finalizado nada, pero los socios convencionales acuerdan promover el desarrollo de estos medicamentos a través de futuras medidas consistentes con las condiciones de sustitución. También se prevé una evolución de las reglas para el cálculo del margen regulado de los biosimilares.

El “gran” respaldo económico

Se espera que el texto evolucione bajo el impulso de los socios convencionales. Después del componente empresarial, el componente económico se negociará en un período "fuera de COVID" y se abordará en 2023. Tomará la forma de una "gran enmienda", explica el presidente de la FSPF, Philippe Besset, y debería dar lugar a la revisión de determinadas retribuciones. Así, la vacunación podría incrementarse en un euro si la cobertura de los franceses para una determinada vacuna aumentara un 10%. Y se concederían 2 euros si se alcanzara un objetivo superior al 20%. Deberían implementarse nuevas entrevistas: riesgos cardiovasculares, pero también diabetes, enfermedades transmisibles o cribado de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Índice

Portada Nº 183
Tiempo de lectura: 9 minutos

Compartir

Acuerdo de futuro

“Es un acuerdo ambicioso ya que consagra una serie de cambios en el papel del farmacéutico”, destaca Thomas Fatôme, director general de la Caja Nacional del Seguro de Enfermedad (CNAM). “Se basa en una gran inversión con un presupuesto de algo más de 100 millones de euros para el seguro médico obligatorio y 22 millones de euros para el seguro médico complementario. Hemos incluido una cláusula de revisión en el segundo semestre de 2023 para avanzar en los proyectos que hemos identificado y hacer balance de la economía farmacéutica para los próximos años”.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.