Sábado, 1 de octubre de 2022

Francia. Test de autodiagnósticos: controversias y tensiones de suministro  

Hasta el 15 de febrero, después de que el Gobierno prorrogara el plazo, las grandes superficies y supermercados podrán vender pruebas rápidas de COVID en una polémica decisión que ha cortocircuitado la distribución farmacéutica y provocado desabastecimientos  

París, 25 de febrero. Hasta el 15 de febrero, después de que el Gobierno galo prorrogara el primer plazo dado que finalizaba el 31 de enero, los supermercados grandes y medianos (GMS) están autorizados a vender test de autodiagnóstico de COVID. Una victoria para los operadores de grandes superficies, que no han dejado de atacar con dureza a los farmacéuticos desde hace varias semanas. Si bien ahora se invita a las farmacias a realizar dos pruebas de autodiagnóstico pagadas por el seguro de salud en casos de contacto, también tienen que lidiar con las tensiones de suministro, según advertían la primera semana de enero.

Considerado durante mucho tiempo como el pariente pobre de las pruebas de COVID, el autodiagnóstico es sin duda la estrella de principios del año 2022. El 30 de diciembre, Michel-Edouard Leclerc anunció que su marca los vendería “a precio de coste”, es decir, a un precio de 1,24 euros la unidad. “La apertura a la competencia beneficia al consumidor, (que) reduce los precios de las auto-pruebas. Nuestros compradores obtienen precios cada vez más competitivos”, pregona el presidente del comité estratégico del grupo E.Leclerc en la cadena BFM TV

Caja de 5 autotest a 9,75 euros en Carrefour e incluso a 6,20 euros en las tiendas System U ... la apertura de la venta en los supermercados hasta el 31 de enero en un principio, plazo que se ha ampliado hasta el 15 de febrero, sí ha permitido rebajar los precios. En las noticias televisadas, los directivos de las grandes superficies y supermercados elogiaron el servicio prestado a la población, sin dejar de criticar a los farmacéuticos, culpables, según ellos, de no siempre asesorar a los pacientes sobre cómo utilizarlos.

Por supuesto, la decisión del Gobierno ha sido fuertemente contestada por los representantes de los farmacéuticos. Una decisión “incomprensible y arriesgada para la salud pública”, según denunció conjuntamente el CNOP, USPO, FSPF, UDGPO, Federgy y ANEPF en un comunicado de prensa. “El Gobierno tomó una decisión sin ninguna consulta con los profesionales de la salud, ni estrategia definida (...) Esperamos que el Gobierno brinde una aclaración inmediata y una estrategia para que los pacientes sintomáticos y los contactos no escapen, a través de las autopruebas de uso, a monitorear la epidemia”, advertían las 6 organizaciones el 29 de diciembre. Un llamamiento a la que el Ejecutivo respondió, en cierto modo, autorizando la dispensación de dos autopruebas para personas declaradas oficialmente como casos de contacto. Esta medida podría acentuar el problema al que ya se enfrentan los farmacéuticos: el del suministro.

Las cifras de ventas de test rápidos son realmente vertiginosas. Incluso antes de que se comercializaran en los supermercados, se compraron seis millones de autopruebas durante la semana antes de Navidad si se consideran las cifras facilitadas por el ministro de Salud, Olivier Véran. Hace una semana, en casi 6 de cada 10 farmacias ya estaban agotadas, según cifras del portavoz de la USPO, Gilles Bonnefond

El cambio de doctrina sobre los casos de contacto no servirá de nada, advierte la presidenta del Consejo Nacional de la Orden de Farmacéuticos (CNOP), Carine Wolf-Thal. “Será muy complicado porque ayer (domingo) se anunció la nueva estrategia. Los farmacéuticos no se anticiparon a los pedidos masivos de autodiagnósticos que llegarán hoy (...). La distribución de pruebas ha sido agotada por los grandes minoristas”, lamenta. Si las farmacias están luchando, y tendrán dificultades, para reabastecerse de los mayoristas, el GMS, no tiene las mismas preocupaciones. “No se preocupe por las existencias, ¡los volúmenes están ahí!”, protestó Michel-Edouard Leclerc este fin de semana.

Los comentarios hechos por el ministro de Salud ante la Comisión de Ley de la Asamblea Nacional el 29 de diciembre muestran en todo caso que el GMS había preparado perfectamente su caso. “Las farmacias distribuyeron más autopruebas en unos pocos días que en los últimos seis meses del año. Por otro lado, hay operadores como los supermercados que compraron autopruebas, no sé cuántos, que dijeron que podrían ponerlas a disposición durante el período”, dijo Olivier Véran.

Por su parte, OCP deplora esta actitud que probablemente sea, en gran parte, responsable de la escasez ocasional de existencias que los distribuidores de productos farmacéuticos y los farmacéuticos se han encontrado en las últimas semanas. “Es anormal que en Francia los jugadores estén apostando por una autorización de venta cuando existen tensiones de suministro. Estos comportamientos suelen generar desabastecimientos y trastocan por completo el circuito de la ciudad, la cadena de suministro de las farmacias”, denuncia Hubert Olivier, presidente de OCP.

Fuente: lequotidiendupharmacien.fr
 

Índice

Portada Nº 181
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Consecuencias de improvisar

El cambio de doctrina sobre los casos de contacto no servirá de nada, advierte la presidenta del Consejo Nacional de la Orden de Farmacéuticos (CNOP), Carine Wolf-Thal. “Será muy complicado porque ayer (domingo) se anunció la nueva estrategia. Los farmacéuticos no se anticiparon a los pedidos masivos de autodiagnósticos que llegarán hoy (...). La distribución de pruebas ha sido agotada por los grandes minoristas”, lamenta. 

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.