Sábado, 18 de septiembre de 2021

Portugal. ¿Qué podemos aprender de los modelos de remuneración de las farmacias en el mundo?  

Sónia Queirós analiza los distintos sistemas de retribución y defiende el pago por dispensación y por el valor que los nuevos servicios aportan a los pacientes  

Lisboa, 12 de julio. Por su interés informativo, Digital Farmadrid reproduce a continuación el artículo de Sónia Queirós, jefa de asuntos institucionales de la Associação Nacional das Farmácias de Portugal, publicado en el diario especializado C+D. En su opinión, “para que las farmacias comunitarias sean una parte eficaz de un servicio de salud, se les debe pagar por el valor que aportan a los pacientes, no solo por los medicamentos que dispensan”.

“El núcleo de la actividad de la farmacia comunitaria y el principal componente de la retribución de la farmacia es, y siempre será, la dispensación de medicamentos. Pero los modelos de remuneración farmacéutica deben evolucionar para reflejar el papel cambiante de la farmacia comunitaria y abordar los desafíos que enfrentan los sistemas de salud en todo el mundo.

En muchos países, las farmacias comunitarias operan en un contexto de escasos presupuestos sanitarios y medidas para reducir los precios de los medicamentos y los márgenes de las farmacias para controlar el gasto sanitario. Mientras tanto, todo esto sucede en un entorno de creciente competencia de nuevos agentes que entran en el mercado de la salud.

Las farmacias comunitarias deben adaptarse a estos desafíos, innovando en la prestación de servicios y proponiendo soluciones nuevas y pioneras para satisfacer la demanda.

Los modelos retributivos son clave para transformar la práctica profesional. A través de modelos de remuneración sostenibles que priorizan el valor para los pacientes y el servicio de salud por encima de la mera dispensación de medicamentos, las farmacias comunitarias pueden continuar apoyando los sistemas de salud de los que forman parte.

Visión desde Europa

En Portugal, esta transformación ha sido impulsada por una nueva relación con el Gobierno, basada en acuerdos que incluyen una nueva visión y enfoque de la profesión farmacéutica.

Los acuerdos con el Ejecutivo, aunque ya no están vigentes, permitieron a las farmacias comunitarias establecer un nuevo marco para la remuneración de los servicios basado en el valor agregado para los pacientes y el sistema de salud portugués en su conjunto.

Esto fue clave para cambiar la forma en que las farmacias comunitarias son percibidas por el Servicio Nacional de Salud, por los demás profesionales de la salud y por los pacientes.

A través de estos acuerdos se alcanzaron hitos importantes, como incentivos genéricos, la evolución de la regulación de los servicios de farmacia y la retribución de un programa de intercambio de agujas. También fue el punto de partida para la dispensación de medicamentos hospitalarios a través de farmacias comunitarias. La evolución legislativa aclaró e introdujo nuevos servicios, a saber: la consulta nutricional, el tratamiento de heridas, así como la atención a los pacientes ostomizados y a los que padecen pie diabético.

La fuente de financiación para la farmacia comunitaria en Portugal también se está diversificando para incluir asociaciones con intereses en la industria de la salud, más allá del Gobierno central. Las farmacias están trabajando con la industria farmacéutica para implementar servicios remunerados que promuevan el uso correcto de medicamentos y dispositivos médicos. Se están estableciendo asociaciones con compañías de seguros de salud, lo que permite la integración de las farmacias en la red de proveedores de atención médica, de manera similar a los médicos de cabecera y dentistas.

Además, se están buscando alternativas a la financiación central del Servicio Nacional de Salud, incluidas las autoridades regionales y locales.

Las farmacias comunitarias pueden identificar y abordar fácilmente las necesidades de salud locales, colaborando con otros profesionales de la salud y autoridades locales y dirigiéndose a las poblaciones que más necesitan servicios de salud personalizados. Como tal, las autoridades locales y regionales están implementando servicios remunerados dentro de la farmacia comunitaria, como preparación de dosis individualizada, vacunación contra la gripe y pruebas rápidas de COVID-19.

La evolución del modelo de remuneración de Portugal a uno basado en el valor significa que la contribución de las farmacias comunitarias debe medirse utilizando nuevas métricas, a saber: el acceso, la sostenibilidad y los resultados de salud.

Servicios de farmacia rentables y beneficiosos

Las farmacias comunitarias han demostrado su contribución para incrementar el acceso a varios servicios. En Portugal y España, la dispensación de medicamentos hospitalarios a través de farmacias comunitarias durante la pandemia de COVID-19 se diseñó para tener resultados positivos en el acceso, reducción de costes y reducción del absentismo laboral.

Se ha demostrado que la participación de las farmacias en los servicios de inmunización, desde el asesoramiento y la educación hasta la administración de vacunas, aumenta la aceptación de la vacunación.

Los servicios de detección y pruebas en el lugar de atención en las farmacias comunitarias son otras áreas de intervención que pueden acercar los servicios de atención médica a las comunidades con mejores resultados de salud a largo plazo. Las farmacias comunitarias son el brazo de los servicios sanitarios más cercano a los pacientes, con amplios horarios de apertura y acceso garantizado a profesionales cualificados todos los días del año. Las pruebas de detección del cáncer de colon en las farmacias suizas, por ejemplo, han animado a más personas a realizarse pruebas de detección, lo que contribuye a la identificación temprana del cáncer de colon.

Los sistemas de salud tienen recursos financieros limitados, pero los servicios de farmacia remunerados pueden tener beneficios sociales y económicos. Los ahorros para el sistema de salud que resultan de las intervenciones de las farmacias pueden usarse para cubrir, ya sea total o parcialmente, la financiación pública para las farmacias comunitarias, según un estudio del Comité de Negociación de Servicios Farmacéuticos.

Las políticas basadas en evidencia conducen a la remuneración de intervenciones rentables, con mejores resultados de salud. Un programa de intercambio de agujas en las farmacias portuguesas reduce la desigualdad de acceso y reduce los nuevos casos de VIH y VHC, con ahorros para el sistema de salud. En Inglaterra, el nuevo servicio de medicamentos es eficaz para mejorar la adherencia, con mejores resultados para los pacientes a costos reducidos para el NHS.

COVID-19

La pandemia de COVID-19 está remodelando los sistemas de salud en todo el mundo. Existe una necesidad urgente de optimizar la capacidad de los sistemas de salud. La mayoría de los países aún enfrentan barreras para acceder a la atención médica. Hay informes de problemas de acceso a los médicos de cabecera, cirugías, exámenes de detección de cáncer y muchas otras áreas que tendrán un impacto a largo plazo en la salud de la población.

En muchos países, las farmacias comunitarias recibieron mayores poderes durante la pandemia para garantizar la continuidad de la atención. Renovación de recetas, entregas a domicilio, derivación de pacientes y pruebas son algunos de los ejemplos de áreas en las que la farmacia dio un paso adelante.

Se ampliaron los servicios de vacunación en farmacias, no solo para COVID-19, sino también para administrar la vacuna contra la influenza. En algunos países, esto se logró mediante cambios en el marco legal y la remuneración por la prestación de servicios de farmacia .

La contribución de las farmacias está siendo reconocida por organizaciones internacionales, como la OCDE, destacando la oportunidad de cambiar los roles tradicionales de los diferentes proveedores de atención médica.

A la luz de la pandemia, la remuneración de la farmacia comunitaria debe adaptarse y estar preparada para un nuevo ecosistema de salud impulsado por la aceleración de la digitalización.

En el futuro, la farmacia será un centro de atención médica para la comunidad, virtual y físicamente, con el apoyo de tecnologías digitales. Un punto central y focal para ayudar a las personas a encontrar atención, prevenir o controlar enfermedades, en el hogar o en la farmacia, con integración y colaboración con otros proveedores de atención médica.

Para adaptarse a la evolución de la profesión y los sistemas de salud, los modelos de remuneración están evolucionando desde sistemas de márgenes puros hasta pagos por servicios y pagos por desempeño, como en Estados Unidos.

“Los modelos de remuneración deben reflejar la contribución de la farmacia comunitaria”

En muchos países, la retribución de las farmacias comunitarias está evolucionando de la dispensación a la prestación de servicios a modelos de retribución basados ​​en valores, promoviendo la integración de las farmacias en equipos de salud multidisciplinares.

Los modelos de remuneración sostenible y justa deben reflejar la contribución de la farmacia comunitaria a los sistemas de salud centrados en las personas, promoviendo la cobertura universal de salud, disminuyendo las desigualdades sociales y de salud y satisfaciendo las necesidades de los pacientes y del sistema de salud”.

Sónia Queirós es jefa de Asuntos Institucionales de la Associação Nacional das Farmácias de Portugal
 

Índice

Portada Nº 177
Tiempo de lectura: 9 minutos

Compartir

Servicios centrados en las personas

"Los modelos de remuneración sostenible y justa deben reflejar la contribución de la farmacia comunitaria a los sistemas de salud centrados en las personas, promoviendo la cobertura universal de salud, disminuyendo las desigualdades sociales y de salud y satisfaciendo las necesidades de los pacientes y del sistema de salud”.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2021.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.