Lunes, 8 de agosto de 2022

Siete consejos para acertar con el primer
empleo en Farmacia  

Farmacéuticos destacados en el ejercicio de la profesión ofrecen su experiencia y conocimiento del sector a los nuevos graduados para dar el primer paso en un mercado laboral que ofrece múltiples salidas

Madrid, 29 de junio. Experiencia y consejo profesional experto para guiarse a la hora de buscar el primer empleo. Digital Farmadrid ha preguntado a siete farmacéuticos que desarrollan con éxito su carrera en distintos ámbitos de la profesión cuál sería su primera recomendación para dar el primer paso laboral y qué le dirían a un recién graduado en Farmacia para facilitar la entrada en el mercado laboral.

Las respuestas obtenidas son un estímulo y una brújula para los cerca de 2.200 estudiantes que cada año se gradúan en las 22 facultades de Farmacia abiertas en España. Son también una pequeña muestra de las múltiples salidas laborales que tiene esta titulación gracias a sus competencias y su tremenda polivalencia.

Luis Truchado, consultor, farmacéutico y experto en relaciones humanas de Eurogalenus, considera que el Grado de Farmacia “tiene una gran versatilidad y opciones laborales”, por lo que “siempre recomiendo seguir la vocación”. “Si no se tiene una vocación muy definida, entonces empezar por descartar las salidas que no nos atraen. A partir de ahí, comenzar sin preocuparse demasiado, pues los primeros empleos son sólo una base, que luego iremos puliendo con postgrado, cursos y especialización en general”, sostiene.

Pero ¿cuál sería su primera recomendación para el recién graduado que busca su primer empleo como farmacéutico, siendo conscientes de que, con casi total probabilidad, no será para toda su vida?  No lo duda: “Si estás leyendo esto, ¡enhorabuena! Los farmacéuticos somos muy valorados en general en muchísimos sectores laborales”. Desde su experiencia de más de dos décadas como consultor y experto en selección laboral, explica que “la naturaleza de nuestra formación es colaborativa (con médicos, pacientes, DUE, Fisios, etcétera) y esa es una competencia que en estos tiempos de trabajo en equipo se valora mucho. Por una parte, somos capaces de ver la big picture del sector de la salud y por otra, somos muy buenos bajando al detalle en Farmacología, Fisiología, Análisis, Regulación, etcétera. Esa es una combinación que hace que haya un gran número de farmacéuticos/as en posiciones directivas y de responsabilidad en el sector”.

Enrique Ordieres responde exactamente a este perfil. Es también farmacéutico y preside Laboratorios Cinfa, la empresa farmacéutica líder en ventas en la farmacia. “En la industria farmacéutica los farmacéuticos pueden trabajar en departamentos que requieren diferentes competencias, pero siempre es importante tener la idea global de la complejidad y de todo lo que rodea a los medicamentos, así como tener en cuenta que trabajamos para mejorar la salud de las personas”, señala a Digital Farmadrid. Una recomendación: “En muchos casos, en función de en qué áreas queramos trabajar, puede ser útil complementar los amplios conocimientos de la carrera con algún máster que pueda proporcionar formación adicional bien en finanzas, márketing... o en aspectos más técnicos relacionados con la fabricación de medicamentos, I+D+I, registros, etcéra”

El presidente de Cinfa tiene claro cuál es el perfil profesional que buscan en el grupo. “El candidato debe ser una persona técnicamente preparada, con la formación y experiencia requeridas para el puesto al que se incorpora. Pero hay otros aspectos, como cualidades personales, que son fundamentales y que valoramos mucho: deben ser personas honestas y con valores humanos. Buscamos personas transparentes, tanto en lo personal como en lo profesional, que se comuniquen de forma abierta y sincera, responsables, con capacidad para trabajar y cooperar en equipo y que se identifiquen y tengan ilusión por el proyecto de Cinfa. Además, deben ser personas proactivas, con capacidad de decisión, que se orienten a la mejora y piensen a medio y largo plazo”, explica Ordieres. Otro aspecto importante es la capacidad de adaptación. “Vivimos en un mundo de cambio constante en todos los aspectos: en los equipos, en el mercado, en la estrategia... es indispensable ser flexible. Y también deben tener capacidad de escucha y deben estar orientados al cliente, tanto externo como interno”. Para completar este perfil, hay otros aspectos que se dan ya por hecho, como un elevado nivel de inglés y habilidades en herramientas informáticas, ya que “cada vez actuamos en entornos más digitalizados en los que es necesario manejar una gran cantidad de información”, recuerda.

En otro ámbito de la industria de gran proyección, como es la investigación de vacunas, se encuentra Pedro Alsina Mier. Con más de 20 años de experiencia en esta área, este farmacéutico es experto en Relaciones Institucionales de Sanofi Pasteur. “Trabajar en el mundo de las vacunas tiene un propósito del que me siento muy orgulloso, la protección de la población. Es por lo que uno se levanta por las mañanas entusiasmado con el trabajo que va a hacer. Esto se ha puesto de manifiesto mucho más con la pandemia de COVID-19 que estamos viviendo”, reconoce para compartir, a continuación, la siguiente fábula del poeta francés Charles Péguy: “Éste se dirigía en peregrinaje a Chartres cuando vio a un picapedrero, sucio, sudoroso y cansado. 
– ¿Qué está haciendo?, le preguntó Péguy.
– ¿No lo ve?, respondió el cantero.
– Pico piedras. Es un trabajo duro, me duele la espalda, estoy sediento y tengo mucho calor, continuó. 
Péguy continúa su camino y se encuentra a otro picapedrero. También sucio y sudoroso, pero con buena cara. 
Péguy repite la pregunta: 
– ¿Qué está haciendo? 
– Me gano la vida. Pico piedra para alimentar a mi familia y estoy muy contento de poder hacerlo, le responde. 
El poeta sigue caminando y ve un tercer picapedrero. Este está contento y se le ve radiante. De nuevo, vuelve a preguntar: 
– ¿Qué está haciendo? 
– Construyo una catedral, afirma orgulloso”.
 
Con esta reivindicación, Pedro Alsina mira con optimismo el futuro y considera que “el farmacéutico ya juega un papel muy importante en el campo de la vacunación dando consejo, resolviendo dudas y educando. Pero puede hacer más, como ya se viene haciendo en muchos países y participar activamente en la administración de algunas vacunas. Esto es especialmente relevante en algunas vacunas del adulto, como es el caso de la antigripal, en las que las coberturas de vacunación en algunos segmentos de población son muy mejorables. Estamos hablando de las personas que pertenecen a grupos de riesgo por debajo de los 60 años y que cabría aprovechar el potencial del ámbito de la farmacia comunitaria”.

Eduardo Pastor preside Cofares, la mayor empresa sanitaria de España por nivel de facturación y líder de la distribución farmacéutica con cerca del 30% de la cuota de mercado. “Los farmacéuticos recién licenciados llegan en uno de los momentos cumbre de esta profesión. Precisamente, cuando la misión más les necesita, pues el sector afronta un ambicioso proceso de digitalización con el objetivo principal de estar cerca del usuario”, señala Pastor. Recientemente reelegido al frente de la cooperativa, también recuerda que “el binomio farmacia-distribución ha sido garante de la cohesión social durante el confinamiento. Ha permitido el acceso a los medicamentos durante el Estado de Alarma, y ha facilitado entregas puntuales a la farmacia, haciendo accesible el medicamento y el material de protección entre la población. Algo que el ciudadano ha valorado en gran medida”.

Pastor anima a los nuevos farmacéuticos a abrir la puerta de la innovación: “Miramos al futuro con optimismo. Entre las novedades de la organización, contamos con un Hub de Innovación, que analiza y abandera proyectos punteros o altamente tecnológicos. Las personas con una alta motivación y pensamiento analítico son bienvenidas”. Iniciativa y conexión de los equipos, conocimiento y compromiso son otros valores que impulsa el Grupo en su búsqueda de talento activo. “La motivación de nuestros equipos es esencial, y para ello apostamos por tener una mentalidad de crecimiento, con formas ágiles de trabajar y con aprendizaje continuo, por eso contamos con una plataforma de formación continua”, reconoce.

Manuel Martínez del Peral es titular de oficina de farmacia y vicepresidente primero del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. También es tutor de prácticas tuteladas y conoce a fondo la realidad profesional de la farmacia. Su consejo para los nuevos graduados: “Hay que formarse y especializarse en la farmacia que viene”, una farmacia que, según explica, “combina el asesoramiento en el uso del medicamento con la promoción de la salud y la prevención”. En su opinión, “hace falta mucho conocimiento en fitoterapia, también en dermatología, una categoría muy pujante que tiene también mucho recorrido, sin olvidar de formarse en las nuevas secciones que se van a abrir como extensiones de una farmacia total, con Nutrición, Óptica y Ortopedia”.

Por último, Martínez del Peral cree que los nuevos profesionales “deben potenciar igualmente su perfil tecnológico para ser capaces de transformar la farmacia y responder a las demandas de los ciudadanos, además de especializarse en la gestión, porque la oficina de farmacia es también una actividad empresarial que reclama una gestión eficaz para tener éxito”.
 
Daniel Sánchez Mata aúna docencia e investigación. Catedrático de Botánica del Departamento de Farmacología, Farmacognosia y Botánica de la Facultad de Farmacia, recientemente ha sido nombrado director del Real Colegio Complutense en Harvard. “Si tenemos en cuenta la formación tan completa e integral que recibe el farmacéutico, las oportunidades para la investigación son muy numerosas y atractivas”, sostiene este investigador. Entre otras, apunta el campo estrictamente biológico (ámbitos microbiológico, parasitológico y botánico) o el medioambiental (sanidad ambiental, salud pública), químico, analítico, clínico-asistencial, epidemiológico, farmacológico, industrial, bromatológico, toxicológico o nutricional. “Es una profesión con un enorme y diferenciado potencial en líneas de investigación tanto básicas como aplicadas lo que representa, a mi entender, el más valioso y destacable atributo de nuestra profesión”, asegura el profesor Sánchez Mata.

¿Su consejo para un recién graduado en Farmacia que quiere dirigir su carrera laboral hacia la investigación y está pensando en salir de España para hacerlo? “Que no lo dude ni un instante. En la actualidad, existen infinidad de oportunidades para ello. Tiene, eso sí, que ser consciente del esfuerzo y del bagaje necesario para que la estancia sea posible y la experiencia fructífera”. Este farmacéutico apunta tres objetivos para dar este salto en la carrera: formación académica al máximo nivel con los mejores resultados posibles; dominio certificado de la lengua inglesa; y estratégica elección de los tutores y equipos de investigación (tanto nacional como extranjero) que lideren y supervisen los primeros pasos del potencial investigador. “Con estas tres premisas cubiertas se tiene asegurado el éxito en la iniciativa”, sostiene.

Por último, anima a todos los farmacéuticos a mantener siempre vivo su perfil investigador: “El permanente espíritu investigador, la continua inquietud en la adquisición de nuevos conocimientos y el mantenimiento constante de la iniciativa son básicos para un desarrollo óptimo del profesional farmacéutico”, recuerda Daniel Sánchez Mata.

“Investigar para identificar problemas y buscar soluciones de forma práctica”. Es la fórmula de la investigadora y emprendedora Celia Sánchez-Ramos. Nombrada Mejor Inventora Internacional por la Organización de Naciones Unidas en 2009, esta farmacéutica es inventora de 15 familias de patentes relacionadas con el sistema visual. Su primer consejo para investigar es hacer, precisamente, un Máster en el área que más interese para abrir las puertas de la suficiencia investigadora. "En España, solo un 3% de los universitarios son doctorados", se lamenta. 

¿Y en qué áreas se precisa más investigación y emprendimiento? "Todo lo que tiene que ver con la industria farmacéutica, la resistencia a los antibióticos, requiere investigación", apunta la directora del Grupo de Investigación Visión y Oftalmología de la UCM. 

Son solo algunas de las puertas abiertas de una profesión que tiene mucho que hacer y decir también en otros ámbitos pujantes como la farmacia hospitalaria, análisis clínicos, ortopedia, óptica o formulación, y que está impulsando nuevas áreas de ejercicio de gran proyección como salud pública o nutrición.

Juan Marqués

 

Índice

Portada Nº 176
Tiempo de lectura: 11 minutos

Compartir

Formarse para investigar

“Investigar para identificar problemas y buscar soluciones de forma práctica”. Es la fórmula de la investigadora y emprendedora Celia Sánchez-Ramos. Nombrada Mejor Inventora Internacional por la Organización de Naciones Unidas en 2009, esta farmacéutica es inventora de 15 familias de patentes relacionadas con el sistema visual. Su primer consejo para investigar es hacer, precisamente, un Máster en el área que más interese para abrir las puertas de la suficiencia investigadora. "En España, solo un 3% de los universitarios son doctorados", se lamenta.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.