Martes, 16 de agosto de 2022

El COFM pide la participación activa de la farmacia en el plan para dejar de fumar

Defiende en una carta enviada al consejero de Sanidad la dispensación en farmacia de otras terapias y pone en valor el papel profesional en el seguimiento del tratamiento

Madrid, 26 de noviembre. Al final serán dos los tratamientos que el Sistema Nacional de Salud financiará para dejar de fumar a partir del 1 de enero. Se trata de la vareniclina (Champix) y el bupropion (Zyntabac), tras el acuerdo alcanzado en la Comisión Interministerial de Precios y la resolución del Ministerio de Sanidad. Sanidad accede así a las reclamaciones de pacientes, expertos y profesionales, entre ellos el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, sobre la idoneidad de financiar más de un tratamiento para dejar de fumar.

Las dos terapias están indicadas en adultos para dejar de fumar. Su prescripción y dispensación requerirá receta electrónica del SNS para pacientes que estén incluidos en un programa de apoyo individual y/o grupal y cumplan los criterios establecidos: tener motivación expresa de dejar de fumar constatable con al menos un intento en el último año, fumar diez cigarrillos o más al día y tener un alto nivel de dependencia, calificado por el test de Fagerström menor o igual a 7.

El SNS financiará un intento anual por paciente para dejar de fumar. Cada prescripción se realizará por un envase, lo que equivale a un mes de tratamiento. Tras ello, el médico, en el marco del seguimiento del programa de deshabituación tabáquica, deberá valorar la evolución de la efectividad del tratamiento con carácter previo a la emisión de la siguiente receta. El tratamiento completo tiene una duración de doce semanas. Con esta medida se pueden beneficiar alrededor de 83.800 personas, con un impacto presupuestario estimado de 7,9 millones de euros en el primer año.

El coste del tratamiento día será de, aproximadamente, 2,19 euros por persona en el caso de la vareniclina y de 0,66 euros/día en el caso de bupropion. Si se considera a una persona con una aportación farmacéutica del 40 por ciento, su aportación sería de 0,87 euros/día en el caso de la vareniclina y 0,26 euros en el caso del bupropion.

En vareniclina se producirá una disminución del 30 por ciento del precio actual del medicamento y en bupropion del 66 por ciento (formato mensual). Cabe resaltar que esta disminución de precio se mantendrá cuando la ciudadanía adquiera estos medicamentos fuera de la financiación.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha defendido que la dispensación de la terapias se realice en oficina de farmacia y cuente además con la participación activa del farmacéutico en el seguimiento. Con este objetivo, el presidente del COFM, Luis González Díez, remitió una carta al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para poner en valor la red de oficinas de farmacia y solicitar que los farmacéuticos estén presentes en la estrategia como profesionales competentes y más cercanos a la población para efectuar el seguimiento y valorar la efectividad del tratamiento.

Asimismo se propuso que la dispensación de Champix no se relegue al ámbito hospitalario, una vez que la accesibilidad y cercanía que ofrece la oficina de farmacia, además de la experiencia del farmacéutico en la dispensación del tratamiento financiado y su formación acreditada en programas de deshabituación tabáquica que el Colegio, entre otras corporaciones, ha impulsado de forma activa, sitúan a este profesional en excelente posición para ofrecer el mejor consejo profesional, valorar el grado de cumplimiento y reforzar la motivación de los pacientes de cara a su intento de dejar de fumar.

Otro de los aspectos en el que el Colegio ha insistido desde el primer momento es que se financien otras terapias de deshabituación tabáquica, como sucede en Navarra o Canarias, ya que en el ámbito científico existe la opinión de que estos tratamientos no sólo se deben llevar a efecto con un solo medicamento. Por razones de grado de dependencia del paciente, que voluntariamente se preste al tratamiento, éste puede realizarse además, con terapia sustitutiva con nicotina o con bupropion (Zyntabac).

El COFM confía en que los próximos presupuestos de la Comunidad de Madrid recojan esta demanda que responde al interés de los pacientes y que contribuirá a facilitar la adherencia y seguimiento al tratamiento de quienes estén decididos a dejar el tabaco.

Índice

Portada Nº 159
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Pacientes motivados y muy dependientes

Descripción de imagen

Los pacientes deberán cumplir una serie de requisitos. Entre otros, tener motivación expresa de dejar de fumar que se pueda constatar con un intento de dejar de fumar en el último año, fumar 10 cigarrillos o más al día o tener un alto nivel de dependencia calificado por el test de Fagerström ≥ 7. Por último, se financiará un intento anual por paciente para dejar de fumar con apoyo farmacológico.

El coste del tratamiento día será de, aproximadamente, 2,19 euros por persona en el caso de la vareniclina y de 0,66 euros/día en el caso de bupropion. Si se considera a una persona con una aportación farmacéutica del 40 por ciento, su aportación sería de 0,87 euros/día en el caso de la vareniclina y 0,26 euros en el caso del bupropion.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.