Viernes, 2 de diciembre de 2022

Francia. ¿Están satisfechas las necesidades reales de la población?

Las diferencias en el número de farmacias son superiores al 40%

4 de marzo. Un estudio inédito elaborado por la sociedad de geomárketing EMS muestra que la densidad de oficinas puede variar en un 40%, según los departamentos, y hasta un 50%, según las principales ciudades de Francia. Otro resultado es que la implantación médica está claramente marcada por los desequilibrios. Este estudio revela también, por primera vez, que las disparidades son todavía más marcadas si se consideran las necesidades reales de la población.

El mapa de Francia de farmacias presenta ciertas disparidades. Pero ¿en qué proporción? ¿Cuáles son las ciudades o los departamentos donde la densidad de las oficinas es importante, demasiado importante o al contrario insuficiente?

Un estudio inédito de la sociedad de geomárketing EMS (European Marketing Science) permite responder a las preguntas que están en el centro del debate sobre el futuro de la red farmacéutica. Los expertos de la EMS han considerado el número y el reparto de oficinas, pero también de los médicos de familia en 2010. Igualmente han tenido en cuenta los datos más recientes publicados en el INSEE en enero. Estas estadísticas se realizan sobre una base demográfica de 63,2 millones de habitantes según el último censo de 2006 (con una progresión media de 0,66% anual).

La primera constatación, relacionada con el plan de los departamentos, es que las diferencias entre ellos son de casi el 40% en número de farmacias. Concretamente, el mejor indicador es de una densidad de 2.222 habitantes por farmacia, contra 3.125 de la peor. Con 2.630 habitantes por farmacia, la media de los departamentos francés es próxima a la tasa impuesta por la ley de reparto (2.500 habitantes por oficina).

Se puede también explicar estas proporciones en otro sentido, observando el número de oficinas por cada 10.000 habitantes. La base legal es de cuatro oficinas por cada 10.000 habitantes. Se constata así que la densidad varía de 3,2 a 4,5 farmacias por cada 10.000 habitantes, entre el departamento que menos farmacias tiene (Yvelines) y el mejor cubierto (Charente). Fuera de estos límites, diez departamentos cuentan con más de 4,5 oficinas por cada 10.000 habitantes de media. Se encuentran en las regiones del centro, del suroeste y en París. Por el contrario, cinco departamentos cuentan con menos de tres farmacias por cada 10.000 habitantes: Ain, Eure, Moselle, Alto y Bajo Rhin.

Una ponderación según el consumo

En realidad, tener en cuenta los datos demográficos, que marcan las decisiones administrativas en materia de instalación, no es suficiente. La sociedad EMS ha introducido un dato esencial y más fino que refleja la necesidad real de la población de medicamentos. Para cuantificarlo, se ha recurrido al coeficiente EFM (equivalente francés de media), que traduce el potencial de demanda en función de la tipología de los habitantes empadronados en la ciudad o área rural, jóvenes o viejos, solteros o en pareja.

Así, por ejemplo, mil habitantes de una zona definida pueden tener las necesidades equivalentes a 1.500 habitantes franceses de media. Considerando la EFM, la diferencia no es superior al 40%, pero supera el 80% entre los departamentos de mayor y menor cobertura de farmacias. "La desviación es casi dos veces más importante que la media constatada a partir de la población real", subraya Roger Rémery, dirigente de la sociedad EMS. "De un departamento a otro, las disparidades en el plan de poder de compra o en el tamaño familiar contribuyen fuertemente a variar el nivel de demanda por habitante".

De Cannes a Cergy

Las disparidades son todavía más acusadas entre ciudades. Si se tienen en cuenta las primeras 100 comunas de Francia, cuya población es superior a 50.000 habitantes. Siguiendo las estadísticas demográficas, se observa que ciertas ciudades cuentan hasta un 50% de oficinas más que las comunas menos cubiertas. Esta media nacional vale también para el norte (desviación del 44%) que para el sur (50%). Entre las mejores dotadas, París (4,67 farmacias por 10.000 habitantes), Dunkerque (4,61%), Saint-Malo (4,83%). La densidad máxima se encuentra en Cannes, con 6,37 farmacias por cada 10.000 habitantes.

Por el contrario, entre las ciudades menos equipadas en farmacias en relación con su población, se encuentra Estrasburgo (2,89 farmacias por 10.000 habitantes), entre otras. Si se tiene en cuenta la noción de EFM, es decir, las necesidades reales de la población, ciertas ciudades francesas deberían tener dos veces más farmacias que las otras.

Desequilibrio de la presencia médica  

La sociedad EMS ha analizado igualmente el nivel de la densidad médica. Las diferencias entre departamentos alcanzan el 50% en este caso. Si se considera la necesidad real, la desviación podría llegar al 75%. Esto mismo se constata en el nivel de las comunas de más de 50.000 habitantes. Se observa que en ciertas poblaciones las diferencias alcanzan el 90% de los médicos. Pero considerando la necesidad real, ciertas ciudades deberían tener tres veces más de médicos que otras.  "La total libertad de implantación de los prescriptores conduce a una dispersión más elevada de la densidad médica que de la densidad oficinal", confirma Roger Rémery.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien.

Índice

Portada Nº 36
Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir

Nuevo enfoque

Descripci�n de imagen

Las necesidades varían en función de los habitantes empadronados en la ciudad o área rural,

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.