Sábado, 13 de agosto de 2022

Los portavoces de Sanidad ven el modelo de farmacia “en riesgo”

Alertan sobre la caída de ingresos del sector y abogan por desarrollar servicios farmacéuticos adicionales que cuenten con el consenso del sector, señalan en una jornada organizada por FEFE

Madrid, 15 de junio. Los portavoces sanitarios de los principales partidos políticos confrontaron sus programas de política sanitaria y farmacéutica, en una jornada preelectoral organizada por FEFE en la CEOE, el pasado 1 de junio.

José Ignacio Echániz, del  Partido Popular, ensalzó el modelo de oficina de farmacia y se preguntó cómo hacerlo rentable. Para el exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, "se han abierto oficinas de farmacia donde no podían ser rentables", fruto de "legislaciones permisivas que condenaban al fracaso a estas farmacias", aseguró en referencia a la ley regional de ordenación farmacéutica. Echániz abogó por desarrollar los servicios farmacéuticos y la farmacia asistencial, con una participación mayor en el sistema público.

Los cuatro responsables políticos coincidieron en el apoyo del modelo de farmacia. José Martínez Olmos, del Partido Socialista, advirtió que "está en riesgo". "Europa no quiere este modelo, sino uno liberal, y han sido los distintos gobiernos quienes lo han defendido en Bruselas", explicó el exsecretario de Sanidad entre 2004 y 2011. Martínez Olmos abogó por "redefinir  aspectos que se deben retocar para defender el modelo en Europa". Para el portavoz de Sanidad en el Senado del PSOE durante la última legislatura, el coste económico del modelo de farmacia no es un problema, ya que rondaría los "dos mil y pico millones de euros al año", una cantidad por la que la farmacia no puede considerarse como "el problema de la sostenibilidad del SNS". A su juicio, para que no se siga cuestionando el modelo desde Europa, "se requieren ajustes consensuados para que el modelo siga siendo sostenible", ajustes que se deben realizar en el terreno de los servicios profesionales adicionales.

Durante su intervención, Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso y cabeza de lista por Valladolid, hizo un guiño a los profesionales al comenzar diciendo que "había dos tipos de farmacéuticos, heroicos, que ejercen en las ciudades, y mártires, que trabajan en el medio rural". Para el doctor Igea, el modelo de farmacia ha demostrado su eficacia pero también alertó que está en riesgo. El debate farmacéutico debe girar sobre cómo se van a pagar los nuevos servicios profesionales. Asimismo se refirió a los medicamentos de diagnóstico hospitalario que se están dispensando en exclusiva en los hospitales. En su opinión, "los medicamentos que no requieren control hospitalario deben dispensarse en las farmacias", para evitar situaciones que el mismo ha conocido en Castilla y León de pacientes que tienen que desplazarse 200 kilómetros para acceder a su medicación. Los medicamentos de diagnóstico hospitalario son, según el representante de Ciudadanos, "una forma de controlar el precio, pero el paciente no debe pagar la mala gestión", aseguró.

El moderador del debate, el doctor Bartolomé Beltrán, requirió la opinión de los participantes sobre la posibilidad de remunerar los servicios farmacéuticos adicionales. Javier Padilla, de Podemos, señaló que se trata de una opción que hay que situar en el horizonte, pero alejándose del pacto por acto porque, a su juicio, crearía incentivos perversos entre farmacias ricas y pobres. El pago capitativo sería un mejor sistema, si bien antes deben hacer pilotajes comenzando por la farmacia rural y establecer una red de seguridad de ingresos para estas farmacias. También instó a potenciar la formación de la farmacia y a no generar duplicidades en los servicios farmacéuticos.

José Martínez Olmos cree que los servicios adicionales se tienen que pactar porque "no se puede ir a Hacienda a pedir su remuneración porque nos dicen que ni hablar", aseguró. Para Martínez Olmos, hay que demostrar, en primer lugar, que son eficientes y beneficiosos para la población y que el sector esté de acuerdo, ya que hay diferencias entre los propios farmacéuticos, señaló.

Echániz también considera que se trata de un ámbito que hay que explorar y llegar a acuerdos que mejoren la asistencia de los pacientes, porque "van a contribuir a la sostenibilidad del modelo", así como instó a participar en las estrategias de salud pública y asistencial.

Los portavoces de los distintos partidos políticos no vieron la necesidad de retocar el actual sistema de módulos para abrir oficinas de farmacia y el representante popular cree que se deben buscar fórmulas como la apertura de botiquines para complementar la labor de las farmacias rurales.

Fuente: COFM

Índice

Portada Nº 124
Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Aperturas en zonas no rentablesDescripci�n de imagen

Para el exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, "se han abierto oficinas de farmacia donde no podían ser rentables", fruto de "legislaciones permisivas que condenaban al fracaso a estas farmacias", aseguró en referencia a la ley regional de ordenación farmacéutica. Echániz abogó por desarrollar los servicios farmacéuticos y la farmacia asistencial, con una participación mayor en el sistema público.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2022.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.
Powered by Weblab

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o rechazar su uso.