Miércoles, 24 de julio de 2024

Los farmacéuticos notifican 200 casos graves de reacciones adversas a medicamentos  

El número de comunicaciones graves de farmacovigilancia alcanza los niveles previos a la pandemia entre médicos y ciudadanos, aunque todavía tiene margen de recuperación en el caso farmacéutico 

Madrid, 25 de junio de 2024. El número de notificaciones de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (RAM) realizadas por médicos y ciudadanos se encuentra próximo a los niveles registrados antes de la pandemia, pero no así en el caso de los farmacéuticos, que todavía no han recuperado las cifras de 2019.

Según los datos del Centro de Farmacovigilancia de la Comunidad de Madrid (CFV), los farmacéuticos madrileños comunicaron 200 notificaciones espontáneas de casos graves en 2023, frente a las 356 registradas en 2019.

La cifra total de notificaciones, excluidas las vacunas, alcanzó las 1.605 el año pasado, frente a las 1.513 de 2019, de las que 1.070 fueron casos graves. Los médicos, con 713 notificaciones, son los profesionales sanitarios más activos en farmacovigilancia.

Más de la mitad de las notificaciones (56 %) de sospechas de RAM las realizaron los médicos, el 26 % fueron comunicadas por farmacéuticos, un 14 % por los ciudadanos y un 4 % por enfermeras, según los datos del CFV.

El Centro de Farmacovigilancia sigue detectando un porcentaje muy elevado de notificaciones espontáneas graves a medicamentos de prescripción y/o dispensación en el entorno hospitalario a los laboratorios farmacéuticos, pero con muy baja calidad de información, lo que dificulta la identificación y evaluación de posibles nuevos riesgos con este tipo de medicamentos.

El objetivo del programa de notificación de sospechas de RAM es identificar nuevos riesgos de los medicamentos. Una vez evaluados por los técnicos, los casos que contienen sospechas de reacciones adversas desconocidas (no aparecen descritas en la ficha técnica del medicamento ni en el prospecto) pueden ser considerados casos de alerta y se debe iniciar el procedimiento de evaluación de un posible nuevo riesgo.

Entre las reacciones que deben ser notificadas figuran los medicamentos sujetos a seguimiento adicional, identificados con el triángulo negro invertido, todas las reacciones graves, es decir, que determinen fallecimiento o riesgo de fallecimiento de la persona, incapacidad permanente o significativa, hospitalización o prolongación de esa, y cualquier otra reacción médicamente importante.

Asimismo, deben comunicarse las reacciones adversas que no se hallen descritas en el prospecto del producto en cuanto a su naturaleza, gravedad o frecuencia, así como las reacciones adversas que den lugar a malformaciones congénitas.
 

Índice

Portada Nº 207
Tiempo de lectura: 2 minutos

Compartir

Identificar nuevos riesgos a medicamentos

El objetivo del programa de notificación de sospechas de RAM es identificar nuevos riesgos de los medicamentos. Una vez evaluados por los técnicos, los casos que contienen sospechas de reacciones adversas desconocidas (no aparecen descritas en la ficha técnica del medicamento ni en el prospecto) pueden ser considerados casos de alerta y se debe iniciar el procedimiento de evaluación de un posible nuevo riesgo.

Aviso legal | Política de Cookies

Copyright © 2024.
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso del sitio web y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias sobre la base de un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Política de cookies.