Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

161, enero 2020

“Necesitamos que el farmacéutico se sienta parte activa del proceso oncológico”

Entrevista a María Begoña Barragán García, presidenta de GEPAC

Madrid, 28 de enero. Los pacientes con cáncer todavía no ven a su farmacéutico como un profesional de apoyo y referencia. "Estamos en el buen camino pero todavía nos queda mucho camino por recorrer", sostiene María Begoña Barragán García, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC). La formación es, sin duda, uno de los aspectos claves para lograr esta mayor implicación y confianza, aunque no el único, señala en esta entrevista con Digital Farmadrid. También "sería deseable que se pudiese habilitar un espacio de consulta con el farmacéutico alejado del resto de personas que están en la farmacia". Es una de las reivindicaciones de la portavoz de GEPAC, asociación con la que el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid colabora desde hace años y que también estará presente en la jornada OncofarmaCOFM que se celebrará el próximo 4 de febrero, coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer.

Cuando un paciente con cáncer entra en una farmacia, ¿qué espera de su farmacéutico?

A pesar de ser el profesional sanitario más cercano al paciente, creo que los pacientes con cáncer no tenemos la figura del farmacéutico como aliado y colaborador en nuestro proceso oncológico. Probablemente es cuestión de cultura, de formación y de información, en este sentido, desde las asociaciones de pacientes, creo que podemos hacer un gran trabajo de acercamiento a la figura del farmacéutico comunitario.

¿En qué áreas considera que el consejo farmacéutico especializado puede ser más valioso?

Cada tipo de cáncer tiene un tipo de efectos secundarios que pueden beneficiarse con el consejo farmacéutico, así podemos hablar de problemas de ostomías, prótesis, alteraciones en la piel y mucosas en líneas generales, pero también de temas más específicos como la incontinencia urinaria, la impotencia, las dificultades de lubricación vaginal durante los tratamientos, sin olvidar el papel de prevención que pueden tener con el control de la tensión, el peso, etcétera. Muchos pacientes tienen problemas de nutrición específicos que no siempre son bien abordados y necesitan algunos complementos que puedan ayudarles a estar bien nutridos; por el contrario, en otras ocasiones se dan problemas de sobrepeso y se necesitan consejos específicos sobre la nutrición, también pautas de ejercicio físico diferenciadas por tipos de pacientes y un largo etcétera.

En la jornada organizada el próximo 4 de febrero se incide en los cuidados dermocosméticos. ¿Cuáles son los principales problemas de la piel asociados al tratamiento oncológico?

Como comentaba anteriormente, cada paciente es único y el tipo de cáncer y sus tratamientos asociados van a influir en los problemas específicos sobre la piel, que pueden ser desde piel seca a picores y ulceraciones, dermatitis, linfedema y no podemos olvidar la alteración de las mucosas que pueden representar un problema importante a la hora de alimentarte, tener relaciones sexuales, etcétera. También el pelo y las uñas pueden verse afectados, el cuidado de la piel de la cabeza es importante durante los periodos de alopecia y el tratamiento de las uñas puede ser muy necesario.

¿Considera que se trata de un aspecto olvidado por los profesionales, tanto por el especialista médico como por el farmacéutico?

En líneas generales, y cómo no puede ser de otra manera, se da importancia a la evolución del tumor. Pero hay muchos aspectos cotidianos que influyen en la vida de un paciente y de su cuidado depende el bienestar y ese sentimiento de "estar mejor".

Otra demanda de los pacientes es el cuidado de su dieta. ¿Cree que el farmacéutico especializado puede ser un buen aliado como asesor de nutrición?

La dieta es algo que preocupa mucho a los pacientes y a nuestras familias, son muy pocas las cosas que podemos hacer productivamente para nuestro cuidado durante los tratamientos y el cuidado de dieta es fundamental. El profesional farmacéutico puede ayudarnos mucho tanto a seguir unos hábitos de dieta saludables como a identificar posibles carencias nutricionales que haya que abordar de forma específica. No podemos olvidar el papel educativo que pueden hacer desmontando las falsas ideas de las "dietas anticáncer", que tanto perjuicio ocasionan a muchos pacientes.

¿Le parece que la farmacia ofrece un espacio de confidencialidad adecuado para tratar problemas también relacionados con el tratamiento oncológico, como la salud sexual, o habría que mejorar este aspecto?

Salvo en algunas excepciones, tengo que decir que en la inmensa mayoría de las farmacias no se encuentra ese espacio de confidencialidad tan necesario para abordar temas íntimos y personales. Realmente yo no tengo por qué saber si mi vecino tiene impotencia y no deseo que se entere de mis problemas de piel, por ejemplo. En este sentido, sería deseable que se pudiese habilitar un espacio de consulta con el farmacéutico alejado del resto de personas que están en la farmacia. Creo que no es un problema de hacer grandes inversiones, es más un deseo de encontrar un pequeño espacio; los pacientes tampoco exigimos grandes inversiones, solo que se nos atienda con decoro e intimidad.

En su opinión, ¿queda mucho para que los pacientes vean a su farmacéutico como un profesional de apoyo y de referencia en el tratamiento de su enfermedad?

Creo que estamos en el buen camino pero todavía nos queda mucho camino por recorrer. Por un lado, necesitamos que los farmacéuticos se sientan parte activa del proceso oncológico de sus pacientes y se formen y reciclen para estar al día de las necesidades que podamos tener. Por otro lado, por parte de los pacientes, hace falta ese punto de confianza, necesariamente pasará por encontrar espacios adecuados y profesionales formados y por una pedagogía y formación al paciente que puede realizarse muy bien desde las asociaciones.

Espacio de confidencialidad

Descripción de imagen

"Salvo en algunas excepciones, tengo que decir que en la inmensa mayoría de las farmacias no se encuentra ese espacio de confidencialidad tan necesario para abordar temas íntimos y personales. Realmente yo no tengo por qué saber si mi vecino tiene impotencia y no deseo que se entere de mis problemas de piel, por ejemplo. En este sentido, sería deseable que se pudiese habilitar un espacio de consulta con el farmacéutico alejado del resto de personas que están en la farmacia", reclama Begoña Barragán.

  • Copyright 2020
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00