Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

155, junio 2019

Italia. Servicios farmacéuticos de pago solo si están certificados

El uso de procedimientos estándar y de acreditaciones serán algunos de los requisitos para conseguir la remuneración

La Ley de Presupuestos de 2018 asignó un presupuesto de 36 millones de euros para costear la aplicación de proyectos piloto

Roma, 1 de junio. Entre los requisitos para remunerar los servicios farmacéuticos emerge la necesidad de contar con protocolos, procedimientos y procesos estandarizados y calificados, que brinden resultados comparables y repetibles. Se trata de un paso adicional indispensable para "proporcionar un sistema de certificación de calidad de la farmacia. Esta es una condición necesaria para ofrecer a los ciudadanos un servicio homogéneo en todo el país y para lograr una verdadera colaboración interprofesional entre los agentes del proceso asistencial".

Estos son algunos de los pasajes del documento resultante de los encuentros de la Mesa de Trabajo sobre la farmacia de servicios -el cuarto tuvo lugar el jueves-, que tiene como objetivo definir los servicios, criterios, metodologías y operaciones de la farmacia con el fin de poner en marcha proyectos que cuentan con una asignación de 36 millones de euros de la Ley de Presupuestos 2018, inicialmente para nueve regiones y que luego se extendió a todas mediante un acuerdo entre el Estado y las regiones.

La Mesa de Trabajo cuenta con la participación de los representantes de médicos (Fimmg y Simg), sociedades científicas que incluyen Utifar, Sifo, ISS y Agenas, pero también Cittadinavattiva, Fofi, Federfarma, Assofarm, así como de Altems (Universidad Católica de Roma) para la evaluación del impacto. El documento consensuado final resultado del trabajo de cuatro meses de este foro debería estar listo antes de julio.

Documento de consenso en la definición

"Una vez concluido los trabajos y lanzado el documento de consenso", Gianni Petrosillo, en representación de Federfarma, junto con el presidente Marco Cossolo, explican a Farmacista 33 que "después el Ministerio de Salud tendrá que hacer sus evaluaciones, en particular para verificar si existen condiciones para seguir explorando o si será necesario activar otras medidas para realizar el contenido. El documento será enviado por el Ministerio a las Regiones y será adoptado por ellos. Las regiones individuales comenzarán las pruebas, con el uso del fondo ya asignado y de acuerdo con el cronograma definido".

Respecto a los contenidos, entre los temas que formarán parte del documento final, como señalan Fofi, Federfarma, Assofarm, Utifar y Sifo en una declaración conjunta, un primer punto indispensable para determinar la remuneración de servicios "es la homogeneidad en el territorio nacional de los servicios y la necesidad, en esta dirección, de "establecer metodologías y protocolos para cada uno de los servicios profesionales e informativos proporcionados por el farmacéutico, desde campañas de detección al apoyo del cumplimiento de los tratamientos, con el fin de garantizar la estandarización del procedimiento".

"Se trata de definir", continúa Petrosillo, "para cada servicio, cribado u otro, la modalidad en la que el farmacéutico debe operar: cómo debe atender al ciudadano, que procedimiento de registro seguir con los datos clínicos, en qué entorno se debe acomodar al ciudadano, etcétera". En el centro de esta estrategia, continúa la nota, está el asunto de "la capacidad de medir los efectos producidos en términos de eficacia y, por tanto, de salud pero también de gestión del gasto". "Los datos deben ser homogéneos y comparables", comenta Petrosillo, y "esto es posible con procesos estándar".

Protocolos estandarizados

Luego hay un segundo aspecto: "la adopción de protocolos estandarizados", continúa la nota, "lo que hace necesario prever un sistema de certificación de calidad de la farmacia, como sucede en otros países que han implementado la atención farmacéutica en la oficina de farmacia. Esta es una condición necesaria para lograr una verdadera colaboración interprofesional entre los agentes que intervienen en la asistencia sanitaria y para ofrecer a los ciudadanos un servicio homogéneo en todo el país. Se trata de un cambio sustancial para la red de farmacias y Fofi, Federfarma, Assofarm, Utifar y Sifo se comprometen a trabajar juntos para completar este camino".

"La idea -continúa Petrosillo- es una certificación de calidad emitida por un tercero. Se trata de certificar que la farmacia es capaz de implementar procedimientos estandarizados. Las condiciones operativas, la instrumentación, el lugar donde se realiza el servicio, el personal son todos los elementos que deben ser evaluados y certificados".

En general, "en la mesa, a pesar de la presencia de tantos interlocutores, lo que complica las condiciones de debatir, existe una buena disposición al diálogo y precisamente en la reunión de ayer también registramos la intervención del Gobierno, que al subrayar cómo espera hacer operativa la farmacia de servicios, ha dado un impulso concreto al trabajo", concluye Petrosillo,

Fuente: Farmacista 33

Protocolos estandarizados

Descripción de imagen

Esta es una condición necesaria para lograr una verdadera colaboración interprofesional entre los agentes que intervienen en la asistencia sanitaria y para ofrecer a los ciudadanos un servicio homogéneo en todo el país. Se trata de un cambio sustancial para la red de farmacias y Fofi, Federfarma, Assofarm, Utifar y Sifo se comprometen a trabajar juntos para completar este camino".

  • Copyright 2019
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00