Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

153, abril 2019

Servicios asistenciales o atención domiciliaria, en la agenda electoral del 28-A

Partido Popular y Ciudadanos proponen nuevas competencias profesionales para la farmacia y su integración o coordinación con estrategias nacionales de salud y servicios sociosanitarios

PSOE y Podemos abogan por un incremento del presupuesto sanitario, la revisión del copago o la generalización de las monodosis

Madrid, 24 de abril. Cuestiones de actualidad como la actividad asistencial de la farmacia o la atención domiciliaria a pacientes domiciliarios se han colado en los programas electorales de los principales partidos políticos que concurren a las Elecciones Generales del próximo 28 de abril. Se trata de compromisos políticos que, aunque no tienen mayor concreción, sí abordan cuestiones profesionales de la farmacia que han protagonizado el debate sanitario durante el último año, gracias en buena medida a la postura del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid en la tramitación del proyecto de Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid.

El Partido Popular es la formación que ofrece más espacio en su propuesta electoral a la farmacia. Entre otros puntos, incluye el reconocimiento expreso del actual modelo de farmacia, que "ha demostrado ser una garantía en la prestación del servicio" y "un refuerzo esencial al resto del sistema sanitario por su proximidad al ciudadano", sostiene el grupo que lidera Pablo Casado.

Otro de los compromisos asumidos por el PP es avanzar en el modelo de oficina de farmacia "impulsando los Servicios Farmacéuticos Asistenciales para responder al reto del envejecimiento, cronicidad y dependencia, favoreciendo la coordinación". Asimismo promoverá sobre el papel "iniciativas y acuerdos para la integración de la Farmacia Española en las Estrategias Nacionales de Salud, así como el aumento del valor sanitario de la Farmacia rural a través de la interoperabilidad con el resto del sistema de salud". Por último, se apunta también una referencia a la "asistencia a domicilio" que se promocionará mediante "equipos multidisciplinares y tecnologías que permitan la atención deslocalizada".

Después del veto de Ciudadanos a la Ley de Farmacia regional, la formación naranja aborda algunas de las aspiraciones de la profesión farmacéutica, como la mejora de la atención domiciliaria a pacientes crónicos y/o dependientes, así como la coordinación de los servicios sociales y sanitarios a través de un Plan de Coordinación de Servicios Sanitarios, Farmacias y Trabajadores Sociales.

Otra de las propuestas de la formación de Albert Rivera es mejorar la eficiencia de la política farmacéutica a través del modelo de farmacia asistencial o el establecimiento de nuevas competencias para los farmacéuticos en la detección y manejo de enfermedades crónicas, "impulsando un sistema de información ágil con el resto de profesionales sanitarios".

Por parte del Partido Socialista, en su programa de 110 medidas no hay una mención expresa a la farmacia. La única propuesta que supondrá un cambio para las oficinas de farmacia es la revisión del copago farmacéutico, que comenzará por pensionistas y personas de menores ingresos, según concreta su propuesta electoral.

Podemos propone cambios sustanciales en la sanidad que repercutirían en el trabajo diario de los farmacéuticos. Además de avanzar un incremento del presupuesto público de 8.800 millones de euros, Podemos aboga por ampliar la cartera de medicamentos financiados y promover "un modelo que dispensa dosis y no cajas". La formación morada propone así diseñar un plan estatal orientado al cambio paulatino en el modelo de prescripción y dispensación de medicamentos en el sistema público, que obligaría a reformular los mecanismos de empacado (monodosis y otras variaciones) y la dispensación de medicamentos, "de manera que sea posible prescribir y dispensar en todos los puntos autorizados únicamente el número de dosis necesarias en cada tratamiento".

Por último, Vox defiende la "devolución inmediata al Estado de las competencias de Sanidad", entre otros ámbitos. En su apuesta centralizadora, también aboga por una tarjeta sanitaria única, un calendario de vacunación único y una cartera de servicios única en todo el territorio nacional. Como el resto de formaciones, insta a promover un sistema de compras centralizado en la sanidad española.

Fuente: COFM

En la agenda política

Descripción de imagen

Se trata de compromisos políticos que, aunque no tienen mayor concreción, sí abordan cuestiones profesionales de la farmacia que han protagonizado el debate sanitario durante el último año, gracias en buena medida a la postura del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid en la tramitación del proyecto de Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid.

  • Copyright 2019
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00