Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

148, octubre 2018

Francia. ¿Pasarán los pacientes por caja?

El Gobierno proyecta reducir el reembolso de los pacientes que rechacen los genéricos

París, 1 de octubre. Si el proyecto de ley de financiación de la seguridad social (PLFSS, en sus siglas en francés) para 2019 incluye una tasa de crecimiento del Objetivo nacional de gastos del seguro de enfermedad (Ondam) del 2,5 por ciento frente al 2,3 por ciento de 2018), ciertos sectores deberán ajustarse la cintura. Sin gran sorpresa, el medicamento está en primera línea, según ha avanzado la ministra de Salud, Agnès Buzyn. Los ahorros previstos en este capítulo superarán ligeramente los 1.000 millones de euros. La industria farmacéutica ha lamentado que se utilice siempre al medicamento como la variable para ajustar las cuentas del Seguro de enfermedad, mientras que las farmacias han mostrado su inquietud por la medida anunciada.

Considerando que es necesario "vigilar que los medicamentos reembolsables sean sobre la base medicamentosa más pertinente", el Gobierno desea asegurar el más alto nivel posible de sustitución de principios activos por genérico. Una tasa que, a finales de mayo de 2018, era del 88 por ciento según los datos del Ondam. El PLFSS prevé a este efecto la supresión de la obligatoriedad de mencionar por escrito ‘No sustituible' en las recetas, una demanda recurrente del sindicato de médicos, cuya justificación deberá residir "en criterios médicos objetivos, definidos en conexión con la Agencia nacional de seguridad del medicamento y los productos sanitarios (ANSM, en sus siglas en francés). Esta última medida no es está por el momento en condiciones de aportar más precisión a estos criterios, pero la Confederación de sindicatos médicos franceses ha previsto ya que la mención ‘NS' no encaja ya que corresponde a "situaciones variadas", como una alergia, una intolerancia a un excipiente y la inmensa mayoría está ligada a los riesgos de confusión y de tomar dos veces el producto. "Justificar plenamente el uso de la mención ‘No sustituible' en una receta se vincula pues a la defensa del secreto médico", advierte el sindicato.

El espectro de un TFR generalizado

Pero eso no es todo: también se ha anunciado en el PLFSS que "el reembolso de un asegurado que no desee, sin justificación médica, la sustitución propuesta por el farmacéutico se hará sobre la base del precio del genérico". Aplicable a partir del 1 de enero de 2020, el objetivo es elevar más la tasa de sustitución. "Los riesgos que la medida tiene en la economía de la farmacia son reales", denuncia Philippe Besset, vicepresidente del Sindicato de farmacéuticos de oficina de farmacia mayoritario de Francia (FSPF). Hay una verdad "inquietante sobre la reacción de los pacientes a quienes los farmacéuticos deben explicar que será penalizados económicamente". A menos de un mes, Philippe Besset teme sobre todo que "este sistema de doble precio incite a los laboratorios a retirar sus principios activos o a demandar una tarifa de referencia obligatoria", lo que sería "catastrófico para la oficina de farmacia". Este fantasma de un sistema de precios de referencia generalizado es una amenaza recurrente para la profesión, tanto para los farmacéuticos como para los medicamentos genéricos.

Fuente: Le Pharmacien du France

Más sustituciones

Descripción de imagen

"El reembolso de un asegurado que no desee, sin justificación médica, la sustitución propuesta por el farmacéutico se hará sobre la base del precio del genérico". Aplicable a partir del 1 de enero de 2020, el objetivo es elevar más la tasa de sustitución.

  • Copyright 2018
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00