Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

131, febrero 2017

Italia baraja producir sus propios medicamentos contra el VHC

El Gobierno no está dispuesto a pagar más de 4.000 euros por tratamiento

Roma, 17 de febrero. El Gobierno italiano presiona para conseguir un mejor precio por los nuevos antivirales de acción directa contra la hepatitis C. En el marco de las negociaciones que mantiene con el fabricante de Sovaldi y Harvoni, la Agencia italiana del Medicamento (AIFA) ha anunciado un cambio en su estrategia para lograr "un precio justo". Si no se llega a un acuerdo, dará orden de autorizar a la planta farmacéutica militar en Florencia para que fabrique su propia fórmula gracias a la utilización de la cláusula de emergencia nacional por razones de salud pública que permitiría al Ejecutivo transalpino infringir la ley de patenes.

El próximo martes comienzan las negociaciones para adquirir los dos medicamentos que comercializa Gilead y que ya tienen otros competidores en el mercado. En esta ocasión, la Agencia italiana no está dispuesta a desembolsar sumas astronómicas que, no obstante, son inferiores a los precios pagados por otros países europeos.

El punto de partida de negociación para la Agencia es situar el coste en 4.000 euros por tratamiento, frente a precios abonados por otros estados superiores a los 40.000 euros y un precio promedio que se situaría en los 14.000 euros. "Más no podemos pagar", asegura el director de la Agencia, Mario Melazzini. Las repercusiones de esta posición son inciertas, ya que pueden alterar la relación entre los laboratorios y los sistemas de salud, con efectos en cascada que podrían influir en otros países europeos.

"Quien inventó no puede mirar solo la lógica económica, sobre todo cuando las inversiones ya se han rentabilizado y las ganancias han sido enormes", asegura Melazzini al diario La Stampa.

La compañía ya está en el punto de mira de muchos gobiernos, incluido Estados Unidos, donde el Senado acusó a Gilead en diciembre de 2015 de haber situado "la maximización de los ingresos por encima de la salud de las personas". La propia ministra de Salud, Beatrice Lorencin, cargó recientemente contra el precio de los medicamentos contra la hepatitis C al calificar de "inaceptable" dichas tarifas.

En el caso que las negociaciones no se salden con un resultado positivo para el Gobierno italiano, la Agencia está preparada para pedir al Ejecutivo que active la cláusula de emergencia nacional por razones de salud pública que permita eludir la cobertura de patente para producir por su cuenta, en la fábrica farmacéutica militar en Florencia, los medicamentos necesarios para combatir la emergencia de salud pública.

Italia podría convertirse así en el primer país del G7 que produzca sus propios fármacos contra la hepatitis C, una verdadera revolución que podría abrir la puerta a una nueva era de las relaciones y las negociación entre las compañías farmacéuticas y las autoridades sanitarias en el nombre del bien supremo de la salud pública.  

Fuente: Il Farmacista

Precios "inaceptables"

Descripción de imagen

La compañía ya está en el punto de mira de muchos gobiernos, incluido Estados Unidos, donde el Senado acusó a Gilead en diciembre de 2015 de haber situado "la maximización de los ingresos por encima de la salud de las personas". La propia ministra de Salud, Beatrice Lorencin, cargó recientemente contra el precio de los medicamentos contra la hepatitis C al calificar de "inaceptable" dichas tarifas.

  • Copyright 2017
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00