Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

147, septiembre 2018

Camen Peña insta a abordar políticas de sostenibilidad para el sector

La presidenta de la FIP hace un llamamiento sobre el acceso a los medicamentos y la libertad económica del ejercicio farmacéutico en su último discurso al frente de la organización profesional

Glasgow, 2 de septiembre. La sostenibilidad es un área que precisa acción inmediata por parte de los farmacéuticos, señaló la doctora Carmen Peña, presidenta de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP, en sus siglas en inglés), en su discurso de apertura del 78 Congreso Mundial de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas, celebrado en Glasgow, Reino Unido.

La visión y misión futuras de la FIP requiere fijar una serie de metas de sostenibilidad en relación con el acceso y el uso responsable de los medicamentos, la viabilidad de la profesión de farmacia y con consideraciones medioambientales, defiende Carmen Peña. La presidenta añade que la profesión más cercana a los pacientes y a la población en general tiene una gran oportunidad de ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en términos de salud y de bienestar social. La sostenibilidad es la tercera de las tres prioridades establecidas en la estrategia "Two times two plan" para la farmacia que Peña presentó al comienzo de su presidencia en 2014.

Carmen Peña apunta que el acceso a los medicamentos sigue siendo un objetivo lejano en muchas partes del mundo, y este incumplimiento en el acceso puede tener consecuencias devastadoras, tanto como la real y creciente amenaza de los medicamentos falsificados. "La mayor garantía de sostenibilidad en el acceso y el uso responsable de los medicamentos se encuentra en políticas que establecen regulaciones globales, nacionales y regionales que aseguren que la cadena del medicamento, desde la investigación a su destrucción, está supervisada y salvaguardada por trabajadores de farmacia", añade. Para mantener esta cadena intacta cuando se cruzan las fronteras, debería también haber un movimiento de promoción de políticas y leyes que garanticen la colaboración internacional en el acceso igual a medicamentos de calidad. "No estamos hablando de caridad, hablamos de justifica", asegura.

La sostenibilidad de la profesión de farmacia requiere, en su opinión, la libertad de los farmacéuticos de operar sin presión en su trabajo profesional. "Y requiere libertad económica donde las políticas de remuneración no limitan la capacidad de los farmacéuticos de ejercer su profesión". Añade que la FIP cree firmemente en la urgente necesidad de invertir en una plantilla cualificada de farmacia, que sea suficiente en cantidad y calidad para atender las necesidades de salud de la población mundial.

Sobre la sostenibilidad del entorno, la doctora Peña considera que la meta de los farmacéuticos debería ser minimizar el impacto de los medicamentos. "Nuestra responsabilidad no acaba con la dispensación", recuerda. Los farmacéuticos son responsables del completo ciclo de vida de los medicamentos, desde la investigación, producción, distribución, producción, conservación y dispensación, hasta su recogida y gestión de residuos. "Deberíamos acabar con la percepción de que las medidas medioambientales son un obstáculo y considerarlas como una oportunidad para crecer e innovar", apunta Peña "porque si somos parte del problema, debemos también ser parte de la solución".

Fuente. FIP

Libertad económica

Descripción de imagen

La sostenibilidad de la profesión de farmacia requiere, en opinión de Carmen Peña, la libertad de los farmacéuticos de operar sin presión en su trabajo profesional. "Y requiere libertad económica donde las políticas de remuneración no limitan la capacidad de los farmacéuticos de ejercer su profesión".

  • Copyright 2018
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00