Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

143, abril 2018

Canadá quiere más servicios financiados en la farmacia

La población reconoce el valor sanitario de los farmacéuticos

Una encuesta muestra la gran confianza depositada en la profesión y el valor prestado por los profesionales

Ottawa, 28 de marzo. Los servicios de asistencia sanitaria prestados en un hospital o en una consulta médica y cubiertos por los planes de salud provinciales deberían estar también financiados públicamente cuando los presta un farmacéutico. Así lo piensa el 89 por ciento de la población canadiense, según una encuesta nacional elaborada por Abacus Data.

"Mientras los farmacéuticos continúan teniendo una de las reputaciones profesionales más fuertes en Canadá, estamos viendo un aumento del nivel de reconocimiento de valor de los farmacéuticos", señala Alistair Bursey, presidente de la Asociación de Farmacéuticos Canadienses. "Cuando se ofrece la posibilidad de elegir el mismo servicio prestado en un hospital o en una consulta médica, los canadienses piensan en los farmacéuticos en primer lugar en términos de conveniencia, calidad, reducción de costes para el sistema nacional de salud y esperan que esos servicios estén cubiertos por los planes provinciales de salud.

Desde la conveniencia y acceso mejorado a resultados en salud y reducción de costes, los canadienses están reconociendo las ventajas de ampliar la práctica de los farmacéuticos en el país. El 84 por ciento de los canadienses está de acuerdo en que permitir a los farmacéuticos hacer más por los pacientes mejorará tanto los resultados en salud como reducirá costes asistenciales.

Más canadienses están señalando que los farmacéuticos están jugando un papel esencial en nuestro sistema de asistencia sanitaria que nunca antes. Casi todos los canadienses (el 93 por ciento) cree que los farmacéuticos desempeñan un papel esencial o importante en el sistema de salud canadiense -un 7 por ciento más si se compara con dos años antes-.

Otros resultados de esta encuesta apuntan que el 93 por ciento de la población tienen una impresión positiva de los farmacéuticos, más que de médicos, profesores, militares o policías. Asimismo la mayoría confían en los farmacéuticos para prestar consejo sobre medicamentos (96 por ciento), gestión de síntomas comunes (93 por ciento), cambios en estilos de vida saludables (90 por ciento), gestión de enfermedades crónicas (90 por ciento) y vacunaciones (87 por ciento). La mayoría está abierta a visitar a su farmacia por servicios asistenciales más allá de rellenar una prescripción. Ocho de cada diez canadienses visitarían a un farmacéutico en busca de consejo sobre los medicamentos que están tomando; el 87 por ciento lo harían por la gestión de síntomas menores como la gripe o un catarro, y el 72 por ciento afirma que entrarían en una farmacia para vacunarse de la gripe.

Los farmacéuticos se están convirtiendo cada vez más en una fuente de confianza para la información y servicios sobre atención sanitaria. Mientras su papel profesional se ha ampliado mucho en la última década, los farmacéuticos están preparados para hacer más por el sistema de salud de Canadá. Los canadienses saben que cuando los farmacéuticos tienen autorización para prestar servicios de salud se traduce en una mejor atención, mejor salud y mejor valor por cada dólar invertido.

La encuesta sobre percepciones y actitudes hacia los farmacéuticos se realizó vía online con una muestra estadística representativa de 4.023 adultos canadienses entre el 23 de febrero y el 4 de marzo.

Fuente: Asociación de Farmacéuticos Canadienses

Una profesión reconocida

Descripción de imagen

El 93 por ciento de la población tiene una impresión positiva de los farmacéuticos, más que de médicos, profesores, militares o policías. Asimismo la mayoría confían en los farmacéuticos para prestar consejo sobre medicamentos (96 por ciento), gestión de síntomas comunes (93 por ciento), cambios en estilos de vida saludables (90 por ciento), gestión de enfermedades crónicas (90 por ciento) y vacunaciones (87 por ciento). La mayoría está abierta a visitar a su farmacia por servicios asistenciales más allá de rellenar una prescripción. Ocho de cada diez canadienses visitarían a un farmacéutico en busca de consejo sobre los medicamentos que están tomando; el 87 por ciento lo harían por la gestión de síntomas menores como la gripe o un catarro, y el 72 por ciento afirma que entrarían en una farmacia para vacunarse de la gripe, según la encuesta promovida por la Asociación de Farmacéuticos Canadienses que preside Alistair Bursey.

  • Copyright 2018
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00