Cerrar

Digital Farmadrid

Colegio oficial de farmaceúticos de Madrid

137, septiembre 2017

Francia. Claves de la reforma francesa

El diario especializado Le Quotidien du Pharmacien entrevista al responsable de la Seguridad Social francesa acerca del nuevo concierto económico firmado con el sindicato USPO

París, 4 de septiembre. Nicolas Revel, director general de la Seguridad Social francesa (UNCAM), explica los objetivos y las medidas recogidas en el convenio firmado, el pasado 20 de julio, con el sindicato USPO. Un texto que, según él, transforma la economía de la farmacia, protege a las oficinas de los efectos de las bajadas de precio y pone en valor al farmacéutico en su papel de profesional de la salud.

Por su interés para los lectores de Digital Farmadrid, recogemos a continuación la entrevista.

¿Cuáles son los objetivos del nuevo concierto económico firmado el 20 de julio con la USPO?

El convenio número 11 responde a los objetivos que nos habíamos marcado en la apertura de esta negociación. A saber, transformar la remuneración de las farmacias para que estén menos expuestas a los efectos económicos de las bajadas de precio y reconocer mejor la función del profesional de la salud que ejerce el farmacéutico. Pienso que hemos cumplido estos dos objetivos en el marco de este acuerdo que introduce, por primera vez, los elementos de remuneración suplementaria y los complementos aportados por la Seguridad Social en proporciones inéditas. En efecto, nos comprometemos a no menos de 280 millones de euros en tres años. Al finalizar este periodo, reduciremos la participación del margen al entorno del 30 por ciento de la remuneración total percibida por la dispensación. Es lo que creo un punto de equilibrio satisfactorio. Diversificamos la remuneración mediante la introducción de nuevos honorarios que ponen en valor el papel del farmacéutico en el acompañamiento de los pacientes en dispensaciones complejas, aquellas que estén ligadas a la edad del paciente o a la naturaleza del tratamiento. E introducimos mecanismos muy importantes que permiten garantizar la economía de la farmacia en general y de cada una de las oficinas en particular. Esta transformación de la remuneración hará ganadores de forma global gracias a un dispositivo de compensación.

En resumen, es un concierto que transforma la economía de la farmacia, protege a las oficinas de los efectos de las bajadas de precios que se van a prolongan en los años próximos, pone en valor y reconoce al farmacéutico como profesional de la salud.

¿Para disociar totalmente la remuneración del farmacéutico de los volúmenes dispensados, el honorario por envase va a desaparecer?

Cuando se trabaja sobre la estructura de la remuneración, hay que saber cuál es el objetivo perseguido. En el caso presente, sin embargo, se trataba en primer lugar de proteger a la farmacia de los efectos de precios más que de los volúmenes. Después de dar sentido en relación a los nuevos elementos de remuneración creados (honorario de dispensación, honorario en función de la edad y por tratamientos específicos). Y, por último, llevar a cabo una transformación que no desestabilice la economía de la farmacia.

Una vez que hemos logrado esta meta preservando el honorario por envase, que era parte de la fundación de una reforma acertada, no había ninguna necesidad de eliminarla. Ahora esta reforma la tenemos que poner en marcha pero también que seguir y evaluar. Así, hemos previsto mecanismos de seguimiento para poder reaccionar en caso de que la realidad de las cosas se aparte de la intención inicial.

¿Por qué ha elegido multiplicar los tipos de honorarios?

Es interesante disponer de un abanico de honorarios. Eso permite reconocer las diversas intervenciones del farmacéutico. Es importante considerar que todas las recetas no son iguales. Algunas son más complejas que otras. Eso tiene mucho sentido y responde perfectamente a una de las grandes aspiraciones de la profesión: el corazón de la profesión del farmacéutico debe ser mejor reconocido. Creo que hemos encontrado un equilibrio que podremos siempre ajustar más tarde. Pero no imagino que una próxima etapa puede eliminar el honorario al envase.

¿Puede describir los diferentes mecanismos de observación de la remuneración que nos evoca?

Hay en efecto en el texto varias cláusulas que permiten ajustar las cosas si es necesario. Hay, en primer lugar, una cláusula de salvaguarda individual: toda farmacia que registre, a partir de 2019, una pérdida de remuneración global ligada a la dispensación de medicamentos reembolsables superior a 350 euros en relación a los parámetros del margen del año 2017, una actividad equivalente, percibirá una compensación financiera. Garantizaremos pues a cada farmacia de la red que la transformación de la remuneración no supone pérdidas. ¿Por qué esta cláusula? Porque, según las simulaciones que hemos realizado, y a pesar de la fuerte inversión que prevemos para acompañar la reforma, observamos entre el 90 y el 93 por ciento de las farmacias saldrán ganando. A priori, tenemos un pequeño grupo de farmacias en riesgo de ver bajar su remuneración. Para que esta reforma sea aceptable, he considerado que sea necesaria prever está cláusula para que ninguna farmacia pierda.

Igualmente, el concierto prevé dos cláusulas de seguimiento. Una primera, que se activará en 2020, dirigida a verificar los efectos económicos de la reforma. La segunda cláusula está prevista para el final del periodo, en 2021. Se tratará de analizar la evolución de las remuneraciones en el ámbito del seguro de salud, teniendo en cuenta los efectos de los volúmenes, los precios, la introducción de nuevas funciones y la transformación de la remuneración vinculada a la dispensación. Si observamos que esta remuneración global evoluciona de forma negativa, se acometerá una nueva negociación en los dos meses siguientes. Esta disposición no tiene precedente. Al final, este concierto recoge los verdaderos elementos para asegurar la profesión.

Entre las nuevas funciones profesionales, el acompañamiento de pacientes no ha encontrado por ahora el éxito esperado. ¿Qué se ha modificado para que esto cambie?

Aunque la puesta en marcha había sido satisfactoria, con un compromiso del 60 por ciento de las farmacias, la mecánica del sistema, más allá del importe de la remuneración anual, había llevado a una gran parte de los farmacéuticos a desentenderse. Hemos reflexionado, con sus representantes, para hacer evolucionar el dispositivo. Eso se traduce en una revalorización de la entrevista y en una simplificación de procedimientos. Más allá de las entrevistas farmacéuticas, el gran reto de 2018 será la puesta en marcha de la revisión de la medicación de las personas mayores. No está dirigido a esta u otra patología, sino a todos los tratamientos de larga duración con más de cinco moléculas y que implica potencialmente a más de cuatro millones de asegurados. La revisión debe permitir reducir los riesgos iatrogénicos, en especial al salir del hospital, pero también favorecer un mejor cumplimiento. Una vez más será necesario observar las cosas con el tiempo y ajustar si es necesario. Así, el concierto prevé que si la escalabilidad no responde a nuestras expectativas, se revisará el modelo.

En lo referente a la sustitución de genéricos realizada por los farmacéuticos, ¿existe un límite?  

Entre 2012 y 2017, hemos observado una fuerte progresión de la tasa de sustitución. Pero esta evolución no se prolongará más al mismo ritmo. Entiendo que mantendremos el dispositivo de estimulación para los farmacéuticos. Para mantener un alto nivel de sustitución necesita preservar un estímulo financiero para la profesión. Por otro lado, los sindicatos lo han admitido, es difícil mantener un nivel de remuneración sobre los objetivos de salud pública (ROSP) de cerca de 140 millones de euros por año, aunque la tasa de sustitución no puede aumentar demasiado más. Nuestra lógica es la siguiente: una actuación igual, la ROSP percibida por los farmacéuticos tendrá vocación a ajustarse a la baja. Pero insisto en el hecho de que esta tasa puede todavía progresar. Hoy, la sustitución tropieza con la pregunta de no sustituible (NS) que ha avanzado de forma fuerte después de la puesta en marcha del dispositivo de terceros contra genéricos. En 2012, las menciones NS representan el 3 por ciento de las prescripciones; ahora están en el 8 por ciento. El uso de NS debe ser tomado en su estricta dimensión médica. Un tasa del 8 por ciento no tiene ninguna justificación. No se puede resolver. Tanto más cuando Francia se mantiene, a pesar de los progresos incontestables, por debajo del mercado de genéricos registrado en Alemania, Países Bajos o Reino Unido.  

Para algunos farmacéuticos que no han firmado el concierto no les salen las cuentas. Calculan que la red podría perder de media 80 millones de euros al año en los próximos cinco ejercicios. ¿Qué les responde?

En primer lugar, lamento esta decisión de no firmar, pues me parece que no hemos respondido con este concierto a los objetivos que nos habíamos fijados. Es siempre legítimo que un sindicato lamente que la inversión no esté a la altura de sus expectativas. Responde a los objetivos compartidos por el conjunto de los sindicatos sobre la estructura de la remuneración y las nuevas funciones. Plantea una verdadera perspectiva nueva que permite a la economía de las farmacias salir de la zona de riesgo en la que se encuentra después de varios años y de invertir de forma clara en las funciones de futuro. Este acuerdo comporta, en fin, un esfuerzo financiero inédito, una vez que el contexto financiero general del Seguro de Salud se mantendrá extremadamente constreñido en los próximos años. Mi convicción es que con este texto ponemos las condiciones de una nueva etapa que permitirá transformar, asegurar y poner en valor la economía de la farmacia.

Fuente: Le Quotidien du Pharmacien

Cláusula de salvaguarda

Descripción de imagen

Nicolas Revel explica que, según las simulaciones  realizadas por la UNCAM, y a pesar de la fuerte inversión presvista para acompañar la reforma,  entre el 90 y el 93 por ciento de las farmacias saldrán ganando. "A priori, tenemos un pequeño grupo de farmacias en riesgo de ver bajar su remuneración. Para que esta reforma sea aceptable, he considerado que sea necesaria prever está cláusula para que ninguna farmacia pierda", asegura en esta entrevista.

  • Copyright 2017
    Colegio oficial de farmacéuticos de Madrid
  • C/ Santa Engracia, 31 - 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 406 84 00